Empresa

5 claves para saber si tu trabajo es tóxico

trabajo toxico
Escrito por Ana Muñoz

¿No te sientes realizado o valorado en tu empleo actual? Quizás es porque estás en un trabajo tóxico. Te damos 5 claves para averiguarlo.

En ocasiones, un trabajo tóxico es tan nocivo para la salud como el tabaco. Por esa razón, lo mejor es que dimitas cuanto antes.

Sin embargo, a veces no es más que una mala racha o un par de compañeros demasiado autoritarios.

Pequeños cambios que harán que tu trabajo y tu vida sean más agradables

Entonces, ¿Cómo saber si estás en un trabajo tóxico? Nosotros te damos cinco claves para averiguarlo.

1. Eliges a tus compañeros de trabajo

familia

Es genial trabajar para una empresa agradable, y más aún si tienes compañeros de trabajo de tu edad, con los que salir e intercambiar opiniones más allá del ámbito laboral.

Sin embargo, tienes que tener vida más allá del trabajo. Por eso, si eres de los que cancelan planes familiares o personales continuamente por salir con tus compañeros de mesa…no tengas duda de que estás en un trabajo tóxico.

2. Tu felicidad laboral define tu felicidad

Claves para un ambiente laboral más feliz

Obviamente, nadie puede negar que tener un buen día en el trabajo siempre es mejor que tener un día malo.

Sin embargo, si tu felicidad depende de cómo de bien te trate tu jefe o cómo de alabados sean tus proyectos, es obvio que estás en un trabajo tóxico.

Y es que hay vida más allá del ámbito laboral que te puede llenar mucho más.

3. Tienes problemas para dormir

Trucos para dormir bien

Otra de las claves para saber si estás en un trabajo tóxico es el sueño.

Y es que el no dormir bien es un claro indicativo de que algo te estresa, por lo que hay algo en tu vida que no va bien…y probablemente sea tu trabajo.

4. No puedes dejar de pensar en el trabajo

mover numeros de teléfono y contactos de un móvil a otro

Es difícil desconectar por completo del trabajo, lo sabemos. Sin embargo, tienes que aprender a dejar de lado el móvil, el correo y el ordenador.

Si no hay forma de que esto suceda y está influyendo en tu vida personal, entonces estás en un trabajo tóxico.

5. Tienes un campamento en tu mesa

mesa orden productividad

Quizás, el mayor indicativo de que estás en un trabajo tóxico es que tienes un campamento en tu mesa. Y con esto nos referimos a que tienes de todo: una botella de agua, una taza de café, un sandwich, snacks, e incluso, un par de zapatos extra por si tienes una reunión improvisada.

En cualquier caso, si tu mesa de trabajo se empieza a parecer al salón de tu casa…es hora de pensar en dimitir, porque te está absorbiendo la vida.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.

  • Cristian Gonzalez Alabau

    Ana, te aconsejo que busques por internet artículos y oponiones de “trabajo tóxico”, ya que hay a patadas. Te lo comento porque se nota que nunca has vivido un ambiente tóxico en un trabajo, no has acertado ni una.

    • Ana Muñoz de Frutos

      ¡Hola Cristian! ¿”Tener problemas para dormir por estrés laboral” o “no dejar de pensar en el trabajo” no te parecen claves para identificar un trabajo tóxico? Supongo que se podrían añadir más puntos como la “falta de comunicación entre jefe-empleados” o “la mala actitud entre compañeros”, pero todo es cuestión de opiniones. En cualquier caso, gracias por tu aporte. Lo tendré en cuenta para próximos artículos 😉 ¡Saludos!

      • Cristian Gonzalez Alabau

        Hola Ana, no lo puedo ver de la forma que lo planteas: el estrés laboral o no dejar de pensar en el trabajo no lo relaciono en un ambiente tóxico. Desde mi punto de vista, considero que un ambiente tóxico está relacionado con los corrillos en el trabajo (rumores, etc), faltas de respeto, grandes diferencias en los salarios injustificadas, falta de comunicación a los empleados, no verse valorado, falta de liderazgo, contratos de amigos del jefe sin experiencia. Siento el comentario de “no has acertado”, pero he vivido algún ambiente así y es un despropósito verlo en primera persona, sinceramente. Saludos!