Empresa

El error que muchos cometen al planear su tiempo, según Harvard

agenda planear

Tener una agenda para organizarte es fundamental, pero planear cada minuto de tu día puede ser contraproducente, según un reciente estudio llevado a cabo por Harvard. Te explicamos cuál es la mejor técnica de planificación alternativa para ser más productivo.

Cómo manejan su tiempo los grandes líderes exitosos” fue la pregunta detrás del estudio llevado a cabo por los investigadores de la Universidad de Harvard, Michael Porter y Nitin Norhia, que comenzó en 2006 hasta ahora.

Durante su investigación reclutaron a 27 CEOs de grandes compañías y les pidieron que mantuvieran un registro de su actividad cada 15 minutos durante 3 meses consecutivos.

La primera conclusión fue clara y no demasiado sorprendente: los líderes más eficientes son aquellos que planean su tiempo con una agenda o un calendario. Necesitan establecer cómo invertirán su tiempo durante los próximos entre 3 y 6 meses.

No obstante, dieron con un hallazgo inesperado: pese a planear meticulosamente su jornada, los CEOs que participaron en el estudio pasaban un 36% del tiempo resolviendo problemas del día a día que iban surgiendo de manera inesperada.

Esto no solo es un problema de los CEOs; la mayoría de los líderes se sentirán identificados al entender lo que es que te interrumpan continuamente para lidiar con cosas que no podían prever con antelación.

La clave por lo tanto, está en tener en cuenta este tiempo a la hora de organizarse: si generalmente pierdes un 40% de tu día resolviendo dudas o problemas del resto, solo planea un 60% de tu jornada.

Trucos de Gmail para mejorar tu productividad y organización

Pese a que puede ser tentador organizar tu día al 100%, de tal manera que cada minuto esté asignado a una tarea específica, esto puede acabar siendo contraproducente. Siempre van a surgir imprevistos por una cosa u otra, y al final tu día organizado se quedará en un caos con tareas pendientes que tendrás que pasar al día siguiente.

Una buena técnica es planear solo un porcentaje de tu día y preparar labores secundarias si al final tienes tiempo libre en el hueco que habías bloqueado para ayudar a los demás. No obstante, si al final no consigues trabajar en tus asuntos más allá del 60% de tu día no pasa nada: estaba planeado para que así fuera.

Vía | Business Insider 

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.