Empresa

No me han devuelto la Renta 2016: ¿Qué puedo hacer?

No me han devuelto la Renta 2016: ¿Qué puedo hacer?

¿Todavía no te han devuelto el dinero de la declaración de la Renta 2016/2017? Te contamos todo lo que debes saber, cómo consultar tu declaración online y la compensación económica que puedes percibir por la demora.

Si estás preocupado porque todavía no te han devuelto la declaración de la renta del pasado año, correspondiente a la campaña 2016, no te preocupes: te contaremos las diversas causas y claves que han motivado dicho retraso.

Como bien sabrás, el plazo para que Hacienda realice los pagos se sitúa entre junio y diciembre, y lo habitual es que hagan el ingreso del dinero de la devolución de la declaración de la renta pronto.

Normalmente, se estima que en torno a diciembre el fisco ha devuelto el 93% de los pagos pendientes a los contribuyentes. Al igual que tú tienes la obligación de rendir cuentas en el plazo establecido, lo mismo le sucede a la Agencia Tributaria.

No obstante, ya estamos en enero, y una de las posibilidades es que en tu cuenta el ingreso no haya aparecido. ¿Qué sucede si el año ha finalizado y todavía no te han devuelto la renta 2016?

¿Por qué no has recibido la devolución de la Declaración de la Renta 2016/2017?

Lo más importante que debes saber es que si tu devolución no se ha llevado a cabo a partir del 1 de enero de 2018 tienes derecho a una compensación económica, cuya cantidad depende del tiempo que la Administración haya tardado en efectuar el pago.

Por supuesto, no te devolverán exclusivamente el dinero pendiente, sino que se aplican los intereses de demora, el recargo establecido por la ley como compensación ante el retraso. En concreto, la cantidad, recogida por el BOE, está fijada en un 3,75%.

¿Debo reclamar la devolución de mi declaración de la renta?

Es normal que la duda te asalte o que pienses que debes realizar algún tipo de trámite o papeleo, pero lo cierto es que únicamente deberás esperar. Hacienda incluirá de forma directa los intereses de demora en tu devolución sin necesidad de que tengas que realizar cualquier tipo de acción.

En cuanto a los motivos del retraso, la Agencia Tributaria suele devolver antes el dinero a los contribuyentes que realizaron la declaración con anterioridad, al comienzo de la campaña.

6 tipos de notificaciones que te pueden llegar de Hacienda

Otra de las causas se refiere a la cantidad de dinero, puesto que si el pago que deben hacer supera los 3.000 euros lo habitual es que se realicen tareas para comprobar la veracidad de los datos que hayas aportado. Si has modificado bastante información con respecto a ejercicios anteriores -por ejemplo, has tenido hijos, te has casado, has perdido patrimonio, tienes nuevas propiedades o familiares a tu cargo-, Hacienda se encargará de comprobar dichos datos.

Puedes comprobar el estado de tu declaración online

Para consultar incidencias, también puedes acudir a la página web de la Agencia Tributaría y acceder al apartado Renta 2016, autenticándote y comprobando el estado de tu declaración.

Si la información proporcionada por Hacienda es que esta se encuentra en trámite, deberás esperar, por muy desesperado o molesto que estés. Al menos, recuerda que a estas alturas ya se habrán aplicado los intereses de demora y cobrarás un pellizco más.

Si te aparece que la declaración está en situación de comprobación, es que Hacienda ha encontrado discrepancias entre lo estipulado por ellos y lo declarado por ti. Hasta que revisen todo correctamente, no se realizará la devolución. Eso sí, los intereses de demora serán aplicados de igual modo. 

Si en tu estado apunta a la existencia de incidencias quiere decir que has incluido algún dato incorrecto, que podrás cambiar mediante el sistema Verificar.

Un último caso que puede suceder es que Hacienda estime que debe reducir tu devolución o concluir que no tienes derecho a la misma. En este caso, si estás en desacuerdo podrás recurrir la liquidación realizada por la Agencia Tributaria.

Si la declaración te tocaba a ingresar, ya deberías haberlo hecho. Pese a ello, existe la opción de aplazar el pago aduciendo una mala situación económica, aunque la Administración te cobrará unos intereses del 5%. Lo normal es fijar una fecha límite y un pago al mes. Si tu deuda supera los 6.000 euros, el fisco podrá solicitar un aval.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.