Empresa

¿Realmente podría retirar Elon Musk a Tesla de Bolsa?

Tesla, pérdidas vertiginosas pero cada vez más ingresos

Elon Musk ha provocado revuelo al revelar su intención de retirar a Tesla de Bolsa. Mientras que muchos se muestran escépticos, el plan de Musk de convertir a Tesla en una compañía privada podría hacerse realidad por dos motivos. Te los explicamos.

Estoy considerando hacer Tesla privada a 420 dólares por acción“, revelaba Elon Musk en un tweet que disparó un 11% las acciones de la compañía provocando revuelo entre los analistas.

Los planes de Musk, después confirmados por la empresa, dejarían a los inversores con dos opciones: o bien vender sus acciones a 420 dólares cada una, o pasar a convertirse en socios privados de Tesla.

Sacar a Tesla de Bolsa con una oferta así implica que Musk valora su compañía entre los 70.000 y 80.000 millones de dólares, una cifra que muchos analistas consideran poco realista dado que el miércoles las acciones de Tesla estaban a 370,34 dólares.

De llevarse a cabo se trataría de la mayor compra de la historia que precisaría de enormes cantidades de capital para alcanzar los 70 mil millones de dólares que insinúa Musk. En concreto, necesitarían 57 mil millones de dólares en financiación para comprar el 80% de la compañía que no le pertenece al CEO.

Muchos analistas se han mostrado escépticos ante los planes de Musk; en concreto Jeffrey Osborne, analista de Cowen, tiró por tierra la valoración del empresario estableciendo que las acciones de Tesla se acercan más bien a los 200 dólares, no los 420 dólares que mencionó el CEO.

Otros, como Colin Langan de UBS, han ido un paso más allá, no solo valorando las acciones en 195 dólares, sino poniendo a juicio la vía por la que Musk dio la noticia. Langman explicó que era inusual anunciarlo por Twitter y puso en duda si realmente tienen la financiación asegurada, o si el CEO lo había anunciado de manera precipitada. En caso de no tenerlo podrían tener problemas legales por fraude.

Noruega quiere echar a Elon Musk de la presidencia de Tesla

El acuerdo seguramente requeriría participación de numerosos bancos e inversores institucionales, y creemos que es probable que las noticias sobre el acuerdo se habrían filtrado si Tesla ya hubiera mantenido negociaciones para asegurar financiación“, estableció Langan.

Ante lo escépticos que se han mostrado los expertos del sector, cabría pensar que convertir a Tesla en una compañía privada no es más que otra de las ideas disparatadas de Musk. No obstante, sus planes para sacar a la compañía de automóviles de Bolsa podrían ser viables por dos motivos:

  • Hay mucho capital listo para invertir: Como explicó Rita McGrath, profesora en la Escuela de Negocios de Columbia, a Business Insider, hay “tanto dinero en el sistema actualmente que no hay donde meterlo“. Que haya exceso de capital no necesariamente tendría que implicar que van a invertirlo en la compañía de Musk, pero según McGrath hay un tipo de inversores que sí apostarían por Tesla a ese nivel. Son aquellos que no lo ven como una empresa de automóviles, sino como una compañía que cambiará el mundo con sus baterías, energías renovables y transmisión de energía.
  • La deuda no tendría porque ser un problema: Otros analistas mantienen que la situación financiera de Tesla jugará en su contra. No obstante, David Erickson de Wharton School explica que el acuerdo no se trata tanto de una compra apalancada, sino de una transacción que se centraría en convertir a los accionistas públicos en privados y después recaudar suficientes fondos adicionales para retribuir a los que se fueran. Desde el punto de vista de Erickson, no sería raro que gran parte de los accionistas estuvieran dispuestos a mantener sus participaciones, ya que muchos ya invierten en compañías privadas. Así, Erickson ve viable que Tesla consiga suficiente dinero para retribuir a los que marchan y, después de todo, Musk ha asegurado que así es.

Básicamente, el plan de Musk es viable si consigue el respaldo de personas con mucho dinero, y a McGrath ya se le ocurre unos inversores potenciales: los saudíes. Como explica la experta, en Arabia Saudi buscan oportunidades de inversión para diversificar sus ingresos y no depender enteramente del petróleo. Si lo conciben como una manera de invertir en el futuro de baterías y energías renovables, no solo coches, Musk podría tener un inversor potencial.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.