Entrevistas

Así se ha preparado Softonic para el GDPR

seguridad empresarial

Para entender mejor cuál ha sido el proceso que han seguido las empresas para adaptarse al GDPR hemos hablado con Mike Weller, director de operaciones de Softonic. El empresario asegura que el reglamento motiva cambios necesarios que crearán empresas más eficientes.

Hoy comienza a aplicarse el GDPR, algo que probablemente sepas por la multitud de correos que habrás recibido de compañías informándote del uso que hacen de tus datos y pidiéndote tu consentimiento para seguir comunicándose contigo – uno de los requisitos del nuevo reglamento europeo de protección de datos.

Mientras que la información contenida en uno de estos emails parece muy sencilla, el proceso de las empresas para ajustarse al GDPR ha sido bastante compleja y hace tan solo un mes todo apuntaba que a muchas compañías les iba a pillar el toro: KPMG reveló que un 54% de los negocios admitían no estar preparados aún.

mike weller softonic

Mike Weller, director de operaciones de Softonic

Para entender mejor cómo se han adaptado las compañías al RGPD – por sus siglas en español – hemos hablado con Mike Weller, director de operaciones de Softonic, que se muestra positivo con el cambio calificándolo como algo “necesario que tendrían que llevar a cabo antes o después” y que, a largo plazo, mejorará la eficiencia de las empresas.

Hace tan solo 5 años Softonic era conocida por todos por ser una compañía de descarga que instalaba Malware, pero parece haber logrado dar un giro 180º grados para reconvetirse en una empresa centrada en sus usuarios y en ofrecerles un trato transparente a los mismos.

El GDPR te ayuda a tener una mejor relación con tus clientes informándoles de manera honesta y transparente del uso que haces de sus datos, y dándoles un mayor control sobre los mismos“, explica Weller. De esto podemos extraer que simplificar el interminable bloque de términos y condiciones y asegurarse de que los clientes realmente saben qué están haciendo las compañías de sus datos no es la única misión de las compañías, el control del uso de los datos también es una parte fundamental.

Desde Softonic han creado un plataforma donde los clientes podrán consultar cómodamente qué uso hacen de sus datos y qué servicios acepta, ya sea emails, cookies, etc. Si quiere retirar su permiso o dar de baja una suscripción puede hacerlo cómodamente desde la plataforma. “Podrán seguir usando nuestro servicio, simplemente no será tan personalizado y eficiente que si nos dan el permiso“, añade Weller aludiendo a los clientes que cancelen servicios o no autoricen ciertas prácticas con sus datos.

Pero esa no es la única novedad relevante, lo que más destaca es que detrás de la plataforma todo estará automatizado. Antes cuando un cliente solicitaba darse de baja para dejar de recibir correos de Softonic, por ejemplo, el proceso se habría llevado a cabo de manera muy manual y con los ajustes para adaptarse al GDPR todo es automático sin intervención humana: el usuario hace click y los procesos se actualizan. Eso sí, Weller recalca que, aunque a día de hoy ya cumplen lo establecido por el nuevo reglamento de protección de datos, aún les queda trabajo por hacer para modernizar y sincronizar el back-end.

Con el tiempo esto último provocará que todo el ecosistema de datos esté centralizado. En vez de haber un poco de información personal en cada sistema, al que pueden acceder los distintos equipos, estará concentrado en dos: el de email y el central. Esto implica que hay menos datos repartidos por la infraestructura y que las personas pueden desempeñar su labor sin tocar información que realmente no necesitan. “Hay mucho trabajo que hacer para limpiar una infraestructura de 20 años de edad y adoptar esta visión de datos unificados“, agrega Weller.

Todo esto no podrían haberlo logrado sin el apoyo del Data Protection Officer, una figura imprescindible para todas las empresas con la entrada en vigor del reglamento. Su impacto, en el caso de Softonic, ha sido una mejora de la comunicación interna y una mejora de la sincronización de toda la empresa.

El checklist de 12 puntos para asegurarnos de que cumplimos con el GDPR

Eso sí, el empresario aclara que el proceso no es tan sencillo para todas las empresas. “Los que van a tener más dificultades son los que comparten datos con terceros y no tienen una relación directa con el cliente“, explica. “Si no puedes explicar claramente lo que estás haciendo con los datos de alguien probablemente signifique que no deberías estar haciéndolo“.

Los negocios que se dediquen al retargeting se encontrarán con más inconvenientes con la llegada del RGPD ya que será complicado conseguir el permiso de los clientes si nunca han oído hablar de la compañía y no hay esa relación de confianza, predice Weller. En su opinión, los cambios que veremos post GDPR será una reducción de los mensajes genéricos de marketing, menos retargeting en exceso y, en definitiva, menos ruido entre la empresa y el consumidor.

Mientras que para algunas empresas que usan técnicas de marketing insinceras van a encontrarse con problemas, el efecto en general sobre la industria será positivo. “Un cliente comprometido funciona entre 2 y 3 veces mejor que uno que no está interesado. Si alguien ha aceptado tus servicios interactuarán más contigo y tus comunicaciones se vuelven más eficientes“, asegura Weller.

Además, el director de operaciones sí cree que los consumidores darán permiso si entienden que los datos se usan para ofrecer una experiencia más personalizada, ya que les beneficia e interesa. La personalización será uno de los principales focos de Softonic el próximo año, que invierte en tecnologías como Machine Learning e IA para ofrecerle al cliente las soluciones que busca de manera más rápida y precisa.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.