Entrevistas Salud

Cómo el mundo del juego online usa la inteligencia artificial para luchar contra la adicción

Una empresa española, base tecnológica de empresas del tipo de Bwin o Bet365, está trabajando a nivel europeo para combatir las ludopatías mediante machine learning e inteligencia artificial. Os explicamos cómo lo van a hacer y cuáles son sus implicaciones para los “jugadores problemáticos”.

En España, al menos el 3,6% de la población (unos 1,38 millones de ciudadanos) es jugador online, ya sea en apuestas deportivas u otra clase de modalidades de azar -como el póquer o el bingo-. Normalmente hablamos de hombres (83,3%) y jóvenes (el 86,8% es menor de 45 años) que juegan ocasionalmente por diversión, según refleja el VIII Informe de Percepción social sobre el juego de azar en España 2017, realizado por la Fundación Codere y la Universidad Carlos III de Madrid.

Sin embargo, entre todos ellos, hay unos 100.000 españoles atrapados por lo que se conoce como “juego problemático”. Se trata de personas que han perdido el control sobre lo que debería ser un hobby y pasa a convertirse en una adicción en toda regla, interfiriendo en su vida normal, afectando a su salud, economía, amistades y familia. En los casos más extremos, el juego problemático puede catalogarse como “trastorno de juego grave”, catalogado como trastorno mental en el manual diagnóstico DSM-5 de la Asociación Americana de Psiquiatría (cuando juegan a más de cuatro modalidades distintas y han acumulado más de 15.000 euros en deudas de juego).

Y aunque parezca que esta clase de jugadores problemáticos son los que más interesan a las casas de apuestas, lo cierto es que nada más lejos de la realidad. La industria del gambling lleva años luchando contra esta clase de adicciones y tratando de fomentar el juego responsable, luchando contra la ludopatía en todas sus formas.

Una tarea titánica, ya que el juego por definición está hecho para ser atractivo y, en última instancia, adictivo. Por eso, algunas empresas del sector ya están trabajando en estas lides no tanto con el objetivo de ayudar a los adictos al juego, sino de prevenir que lleguen a este estadio. Y la clave es tecnológica: la inteligencia artificial.

Las apuestas online moverán un mercado de 800.000 millones de euros en 2022, un 70% más que el año pasado

Es al menos lo que piensan en Óptima, un proveedor español de software para 83 casas de juego online (como Unibet Francia, Nairabet, EfBet o BetFred, competidores de otras más conocidas como Bwin, Bet365 o NairaBet). Por sus manos pasa todo el proceso final de estas apuestas: desde el desarrollo de la plataforma base -con tecnología en la nube de Oracle- hasta cómo se calculan las apuestas y cómo se procesan los pagos. De ahí la importancia de que sus sistemas puedan luchar contra la adicción al juego.

Como explica a TICbeat Jacob López, CEO de Óptima, “estamos trabajando a nivel europeo para combatir las ludopatías mediante machine learning e inteligencia artificial”. El objetivo, como decíamos, “es prevenir que los usuarios se lleguen a hacer ludópatas, no tanto identificando los patrones sino el disparado, ese momento que te hace volverte adicto”.

Según López, “ese disparador puede ser cualquier cosa, desde una promoción concreta hasta una secuencia de eventos o el tipo de contenidos que se le muestran al jugador”. Mediante la inteligencia artificial, Óptima busca detectar cuál es ese momento clave y “moverle a un estadio anterior, evitando la jornada típica que le hace ser adicto“. Poniendo un ejemplo, si se identifica que el usuario problemático tiende a jugar compulsivamente por las mañanas antes de ir a trabajar, se le impide el acceso a esas horas. O si se detecta que suele hacerlo en el trabajo como forma de distraerse de sus dolores de cabeza de la vida real, se le bloquea la conexión desde la oficina.

“Estamos trabajando desde hace cinco meses en el desarrollo de esta herramienta, junto a psicólogos y otros profesionales. El objetivo es lanzarla en marzo, siendo la primera tecnología de este tipo en el mundo, la cual también podremos extrapolar a otras adicciones en el futuro“, anticipa Jacob López.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.