Fintech

5 rasgos que caracterizan a las personas que no tienen deudas

libre de deudas ahorro

La mayor diferencia entre las personas que se endeudan y las que no sorprendentemente no es su nivel de ingresos. Hay una serie de rasgos que caracterizan a las personas que logran mantenerse libres de deudas, y todos deberíamos intentar adoptarlos.

El fácil acceso a crédito provoca que el reto real sea no tener deudas. Que si un préstamo del banco, dinero rápido online, la tarjeta de crédito que usamos todos los días…es muy sencillo de repente encontrarse en posición de deudor.

No obstante, hay algunas personas que logran mantenerse libre de deudas, y no necesariamente tienen que ser aquellas con ingresos más altos. Evidentemente un buen salario ayuda, pero la clave está en tener una serie de atributos que ayudan a no endeudarse.

Afortunadamente, no se tratan de rasgos inherentes a unos pocos. Son más bien actitudes que algunos van adoptando a lo largo de su vida, ya sea porque nos lo hayan inculcado sus padres o porque se hayan encontrado en la necesidad de mejorar su situación económica urgentemente. O simplemente son más inteligentes con el dinero.

No puedo pagar mis deudas porque no tengo dinero, ¿qué hago?

Veamos cuáles son los rasgos que caracterizan a las personas que no tienen deudas, y empieza a cambiar tus hábitos financieros:

  • Orientado al logro de metas: Saben que para conseguir algo necesitan tener metas y planes para alcanzar los mismos. Se ponen objetivos financieros y elaboran presupuestos y planes de ahorro para llegar a los mismos.
  • Inteligencia: No caen en los trucos de marketing y tienen claro que los préstamos no son ningún regalo, sino dinero que gastas. Hasta que no tienen fondos suficientes para afrontar un gasto, simplemente no lo hacen.
  • Disciplina: Si tienen un presupuesto – que siempre lo tienen – van a cumplirlo. Nada de caer en tentaciones, puede que sea agradable a corto plazo pero a la larga será mucho peor, algo que también se traduce en un comportamiento más responsable.
  • Paciencia: Que no puedas hacer algo ahora no significa que no vayas a poder hacerlo nunca. Las personas que no se endeudan saben esperar a tener suficiente dinero para afrontar un gasto, o poder incluirlo en su presupuesto, y no se precipitan a hacerlo pidiendo préstamos.
  • No materialistas: Valoran más la tranquilidad mental de no tener deudas y tener una situación financiera estable que comprarse muchos bienes materiales. Además, la seguridad que tienen en sí mismo no les hacen dudar de que su decisión es la correcta, por mucha presión social que tengan.

Vía | The Balance

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.