Fintech

¿Por qué el gasto energético de Bitcoin no debería ser un problema?

gasto energia bitcoin no es problema

Recientes estudios confirman que el gasto energético de la minería del Bitcoin se equipara al de un país como Irlanda. Te contamos por que esto no supone un problema según la investigación, que confían en el avance de la tecnología en el futuro.

Apenas unos años después de la revolución de las criptomonedas, la minería de bitcoins ya consume aproximadamente 20,000 gigavatios por hora de electricidad por año. Eso es aproximadamente el 1% de la generación global o la demanda de energía de Irlanda.

Los últimos datos proporcionados por datos y mapas proporcionados por PowerCompare señalaban que la energía que se gasta en el minado de la controvertida criptomoneda es superior a la de 159 países del mundo, 20 de ellos dentro de Europa

Los principales culpables de este gigantesco gasto son los dispositivos de minería que requiere Bitcoin, entre los que se encuentra el Antminer S9, un procesador de computadora que de manera permanente está desencriptando algoritmos  interminables para alargar la cadena de bloques.

Gasto energético del Bitcoin

Un Antminer consume 1.5 kilovatios,  la energía necesaria para alimentar dos neveras y un televisor de pantalla plana. Si ejecutamos un Antminer 24 días a la semana durante un año, producirá alrededor de 0,85 bitcoins, a un coste de alrededor de 15.000 kilovatios-hora.

Pero, ¿qué sucede si la burbuja de bitcoin se sigue expandiendo? Algunos detractores temen que la minería de bitcoins pueda devorar toda la generación de energía del mundo para 2020. ¿Es una preocupación realista? Pues según las informaciones más recientes, no.

Bitcoin, un peligro para la sostenibilidad y el medio ambiente

Así lo ha dejado ver la revista Forbes, tras los resultados obtenidos por los analistas Michael Weinstein, Khanh Nguyen y su equipo de Credit Suisse quienes llevaron a cabo una investigación acerca del consumo energético y la mineria del Bitoin.

Según informa la revista, los datos concluyen que los temores de que las criptomonedas sobrepasen la red eléctrica son exagerados y más si se compraran con otros sectores que por el momento no están levantando tanta atención.

Y es que si ponemos las cifras sobre el papel,  los 20,000 gigavatios por hora que requiere el minado de bitcoin por año no parecen nada al lado de los 4,3 millones de Gwh utilizados en los EEUU o los 6 millones de China.

Soluciones al gasto energético del Bitcoin

Los analistas han realizado una serie de predicciones entre las que han concluido que si el precio del bitcoin se elevaba hasta los 50.000 dólares, entonces a los mineros les resultaría económico aumentar sus esfuerzos de tal forma que consumirían más de 350,000 Gwh, que sigue suponiendo menos del 2% de la capacidad mundial.

El equipo también calculó el precio al que debería llegar el Bitcoin para incentivar a los mineros a devorar toda la capacidad energética del mundo: 1.1 millones de dólares por criptomoneda. Lo que parece un poco improbable.

Pero lo más acertado del estudio según lo plantea la revista Forbes no es excusarse en otros gastos energéticos mayores, es pensar que la tecnología tal y como la conocemos va a mantenerse estable durante los años venideros.

Y es que es de esperar que a medida que las criptomonedas evolucionen, se volverán más eficientes desde el punto de vista energético.

Por qué sube y baja el precio del Bitcoin

Los algoritmos de prueba de trabajo ejecutados por mineros bitcoin son innecesariamente complejos, mientas que las nuevas criptodivisas que está surgiendo se basan en algoritmos más sencillos. Ejemplo de esto es Ethereum  está cambiando de un sistema de prueba de trabajo (proof -of-work) a un sistema conocido como proof-of-stake, más fácil de procesar.

Entre 2000 y 2010, la energía consumida por los centros de datos aumentó de 20,000 Gwh a aproximadamente 70,000 Gwh. A ese ritmo, el crecimiento de Internet no tardaría en superar la capacidad humana de mantener las luces encendidas.

bitcoin crisis

Pero entonces, los centros de datos evolucionaron para satisfacer la necesidad, tanto en tamaño y escala como en eficiencia energética. Desde 2010, la demanda de energía de estos apenas ha crecido, a pesar de que la cantidad de servidores instalados se multiplicó por seis.

Según los científicos del Laboratorio Lawrence Berkeley, la industria está en camino de mejorar la eficiencia energética en un 45% para 2020, con compañías como Google, Amazon y Facebook liderando el cargo. Por ello es de esperar que el minado de bitcoins evolucione de la misma manera.

También está el efecto de sustitución. Los sistemas de pago basados ​​en Crypto-blockchain reemplazarán por ejemplo nuestras transacciones con tarjetas de crédito propensas a ser hackeadas y que a su vez usan centros de datos masivos. A medida que estas sean sustituidas, este gasto energético, aunque menor será eliminado.

En el largo plazo, según el informe de Credit Suisse, el avance más problemático para los mercados energéticos mundiales es sin embargo el vehículo eléctrico.

Las 3 mentiras sobre el coche eléctrico que deberías olvidar ahora mismo

Si, para el 2040, los vehículos eléctricos obtienen un tercio de la cuota de mercado de automóviles nuevos, el mundo podría necesitar más de 280 gigavatios de capacidad de generación de energía adicional. Un tema que por el momento parece no estar acaparando la atención pública.

Pero de nuevo, eso es hacer figuraciones basadas en la tecnología actual. Después de 25 años de mejoras, las baterías de iones de litio van a seguir mejorando. Lo que hace pensar que en otros 25 años,  el minado del Bitcoin habrá encontrado la forma de reducir su gasto energéticos.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.