Innovación

El mini huerto hidropónico de Ikea crece tres veces más rápido que uno tradicional

El mini-huerto de Ikea de interiores crece el triple de rápido

Space10, el laboratorio de Ikea, ha desarrollado un mini huerto hidropónico de interior capaz de crecer tres veces más rápido que los cultivos tradicionales y empleando un 90% menos de agua,

Hace unos meses te hablábamos del huerto hidropónico de interior de Ikea, una alternativa fantástica para poder cultivar tus verduras dentro de casa, algo fundamental para los amantes de la jardinería que no disponen de espacio exterior.

Debido a su sistema, que emplea soluciones minerales en vez de suelo agrícola, únicamente es preciso contar con agua, luz artificial y nutrientes, ya que no requiere tierra. Este producto está disponible en España, donde el módulo más barato cuesta 29,99 euros. Combinado con el accesorio (4,99 euros) y luz de cultivo (39,99 euros) te permite cultivar 8 plantas. El mini huerto más completo tiene 3 niveles, 45 plantas por bandeja, y todos los accesorios incorporados, todo por un coste de 275,90 euros.

Cómo la naturaleza y las oficinas “verdes” pueden revolucionar tu empresa

Creado por su laboratorio Space 10, ubicado en Copenhague y centrado en explorar  nuevas formas de habitabilidad, esta alternativa se caracteriza por sus óptimos resultados, ya que los vegetales crecen tres veces más rápido y necesitan una cantidad de agua infinitamente inferior. También generan muchos menos residuos y ocupan menos espacio, cuyo aprovechamiento es una de las insignias de la compañía sueca, al que se une su filosofía eco-friendly.

Uno de los rasgos más interesantes de este cultivo interior vertical de Ikea es su automatización, ya que están dotados de sensores, cuyas mediciones se registran de forma continua en un sistema informático -que puede conectarse con Google Home-, regulando la luz y el agua gracias al uso del machine learning, que optimiza el cultivo conforme al desarrollo del proceso. La luz interior se aplica a través de unos LED que aportan la radiación precisa a los vegetales, mientras que la solución de minerales es el sustrato que brinda a las plantas los nutrientes.

Sin duda, los cultivos verticales e hidropónicos son una de las tecnologías que revolucionarán la alimentación del futuro, permitiendo la siembra en espacios pequeños y la producción a gran escala en espacios urbanos, reduciendo el gasto de agua y el impacto logístico, funcionando de forma independiente a las condiciones climáticas. Sin ir más lejos, en Japón han desarrollado una granja vertical capaz de producir 30000 lechugas por día.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.