TICbeat LAB

Comparativa de precios en la nube: Amazon Web Services VS Azure VS Google Cloud

Recogemos las principales políticas de precios de los servicios en la nube de Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure o Google Cloud Platform, los contendientes más importantes en esta particular batalla.

Llevar nuestras aplicaciones o despliegues informáticos a la nube tiene muchas ventajas, ya estemos hablando de una pequeña empresa o una gran organización: obtendremos una mayor flexibilidad, agilidad para adaptarnos a cualquier cambio o necesidades de escala y, por supuesto, un menor coste en las instalaciones de nuevos aplicativos frente a los tradicionales modelos on-premise.

Y es que, uno de los factores que mejor funcionan como reclamo de las plataformas cloud públicas es que democratizan capacidades técnicas que hasta ahora estaban reservadas a las compañías con más recursos económicos. Así lo repiten en su publicidad proveedores como Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure o Google Cloud Platform, los principales contendientes en esta particular batalla.

La guerra ‘cloud’ triplica la inversión en centros de datos durante 2017

Pero, ¿cuál de todos estos fabricantes es el más barato? ¿En qué casos debemos optar por una u otra alternativa? ¿Hasta qué punto los precios de estas tres compañías son una verdadera ‘commoditización’ de la tecnología empresarial o su coste no compensa a la instalación de un centro de datos al uso? Vayamos con la comparativa…

Amazon Web Services

Comenzando con Amazon Web Services, su nivel de precios cubre varios estadios incluyendo desde pymes hasta despliegues de grandes empresas. En áreas como el almacenamiento, AWS presenta un modelo de tres niveles, un segmento en el que el coste de almacenar 50TB o 500TB no supone una diferencia porcentual demasiado grande.

  • Servidores virtuales: Amazon EC2 es la propuesta estándar de servidores virtuales de AWS. La compañía de Jeff Bezos ofrece una capa gratuita que incluye 750 horas de instancias t2.micro de Windows y Linux al mes durante un año. Para mayores cargas, podemos optar por una facturación bajo demanda (se paga por la capacidad informática por hora o por segundo, con un precio de 0,05 dólares por hora de vCPU para Linux, RHEL y SLES) o por spot (hasta un 90% más baratas si tenemos flexibilidad en el horario que necesitamos para ejecutar nuestros procesos, con precios desde 0.0035 por hora). También hay instancias reservadas y hosts dedicados en función de nuestras necesidades.

  • Almacenamiento: La capa gratuita de AWS incluye 5 GB de almacenamiento, 20 000 solicitudes Get y 2 000 solicitudes Put con Amazon S3. A partir de ahí, para los primeros 50 TB/mes el coste es de 0,024 dólares por GB; para los siguientes 450 TB/mes, 0,023 dólares por GB; y para más de de 500 TB/mes 0,022 dólares por GB (cifras de la propuesta geográfica de Europa/París).
  • Bases de datos: La base de datos Redshift de Amazon también ofrece precios distintos según la zona geográfica en que encontremos el centro de datos cloud. A continuación, una lista con algunas de sus políticas de coste para la región de París:

Microsoft Azure

microsoft azure

Mientras que Amazon Web Services está extraordinariamente centrada en las capas de infraestructura y plataforma como servicio, con Microsoft Azure encontramos una propuesta más completa, que abarca también la parte del software empresarial con los requerimientos de seguridad y regulatorios que han caracterizado históricamente a la firma de Redmond. De hecho, podremos llevar o construir sobre esta nube cualquiera de los aplicativos de negocio de Microsoft sin ninguna diferencia respecto a los modelos clásicos.

Además, y regresando al punto de partida del precio, los precios de Microsoft Azure son más agresivos en ciertas secciones que los propuestos por Amazon y Google, especialmente en parcelas como la migración de apps y datos a la nube. Por suerte, en el caso de Azure, la política de precios es también mucho más sencilla que la de AWS y más sencilla de comprender, incluso sólo con una sola imagen como la siguiente:

Google Cloud

google cloud

El modelo de fijación de precios de Google intenta enfrentarse cara a cara con sus principales competidores, como tercero en discordia que es, pero su enfoque quizás va más enfocado a despliegues de startups y compañías de menor tamaño que el foco de Microsoft, así como presenta menos propuestas destinadas a mover aplicaciones críticas de negocio al cloud y más herramientas ligadas a la inteligencia artificial o la analítica bruta de datos (el fuerte sin duda alguna de este proveedor).

Su política de precios no es tan sencilla de visualizar como la de Microsoft Azure y se distribuye a lo largo y ancho de varias categorías y subcategorías. Aun así, resumimos a continuación algunos de los precios de referencia de algunos segmentos de actividad en la nube:

  • App Engine: Las instancias que se ejecutan en servicios de escalado (tanto manuales como básicos) se facturan en tarifas por hora basadas en el tiempo de funcionamiento. La facturación comienza cuando una instancia se inicia y finaliza 15 minutos después de que una instancia manual se cierre o de que una instancia básica termine de procesar su última petición. La sobrecarga del tiempo de ejecución se cuenta dentro del límite de memoria de la instancia en cuestión (el cual es más alto en Java que en el resto de lenguajes de programación). El precio comienza en 0.060 dólares por hora e instancia (coste referente al plan estándar en el centro de Frankfurt).
  • Compute Engine: Google Compute Engine ofrece dos categorías de tipos de máquinas: predefinidas y personalizadas. Los tipos de máquinas predefinidas tienen propiedades de hardware virtualizadas predeterminadas y un precio fijo, mientras que el precio de los tipos de máquinas personalizadas varía en función del número de vCPU y de la memoria que utiliza la instancia de la máquina virtual. Aquí un reflejo de las políticas de precios:

  • Almacenamiento: Google ofrece un límite mensual gratuito de almacenamiento regional de 5 GB al mes. A partir de ahí, las compañías deberán pagar 0,026 dólares por GB y mes en el caso de almacenamiento multiregión, 0,01 dólares/Gb/mes por tener almacenamiento tipo ‘nearline’ y 0,007 dólares en el caso de optar por la alternativa ‘coldline storage’.
  • BigQuery: Los precios de BigQuery se basan en una tarifa fija para el almacenamiento y en una tarifa por uso para las consultas, siendo la política estándar de costes la que sigue:

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.