TICbeat LAB

Texto plano o HTML: qué funciona mejor para nuestras campañas de newsletters

texto-plano-html

Texto plano o HTML: ¿Qué funciona mejor para nuestras campañas de newsletters? resolvemos esta duda en este artículo, y te damos unos cuantos consejos para llevarlo a cabo.

Si estás a cargo de esa divertida, apasionante y nada recurrente tarea de enviar newsletters a la base de datos de tu compañía, seguro que has asistido a un sinfín de debates en torno a la mejor manera de llevar a cabo esta tarea. Muchos de ellos, en los últimos tiempos, han estado ligados a la correcta aplicación del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), pero los más tradicionales suelen versar sobre los contenidos y formatos más efectivos a la hora de lograr que los usuarios hagan click en nuestros enlaces o acaban convertidos en clientes de nuestra marca.

Uno de estos debates es el que afecta al formato base sobre el que basar nuestros correos electrónicos, con dos alternativas principales que se disputan este particular trono: texto plano o HTML. Llevamos prácticamente dos décadas con argumentos a favor y en contra de cada una de estas modalidades… y hoy por hoy seguimos sin consenso al respecto.

Aunque el HTML y el texto plano comparten prácticamente las mismas tasas de apertura, se ha demostrado que el texto plano genera mejores tasas de clics. Así lo constató, en 2017, una investigación de Marketo según la cual los correos electrónicos en texto plano tenían un 17% más de CTR que los correos electrónicos con formato HTML.

Aunque eso parece inclinar la balanza en favor de los correos electrónicos de texto plano, éstos están lejos de ser un vehículo ideal para nuestra marca. Los mails basados en HTML ofrecen un mayor lienzo de creatividad, donde poder incluir elementos visuales más elaborados, mantener la consistencia con el resto de política de marca corporativa y tratar de involucrar a los usuarios en experiencias más completas.

9 razones por las que nadie abre tus emails de marketing

Entonces, ¿por cuál de las dos opciones debemos optar a la hora de elaborar nuestra estrategia de email marketing? No podemos deciros qué hacer, pero sí exponeros algunos motivos a favor y en contra de cada una de las alternativas para tratar de allanar tu decisión final…

Sin formato / Texto plano

correo-electronico-agradecimiento

  • Entrega garantizada: al enviar correos electrónicos en texto plano conseguiremos una capacidad de entrega del 100% (siempre y cuando no medien filtros antispam u otras políticas específicas contra nuestra compañía). Eso se debe a que ningún sistema de seguridad detecta como potencialmente peligroso ningún componente del correo, al no poseer elementos susceptibles de ser maliciosos.
  • Comunicación directa: Un correo de texto plano imita a las comunicaciones que solemos enviarnos entre compañeros de trabajo, amigos o familiares. Si tenemos en cuenta que un usuario promedio recibe unos 120 mails al día, es muy probable que rechace aquellos con apariencia comercial pero eche un ojo a aquellos que parezcan más personales o íntimos.
  • Menos problemas técnicos: hay muy poco código de qué preocuparse y cero posibilidades de imágenes rotas. Además, ante el auge de dispositivos wearables y IoT, el texto sin formato es más adaptable a los nuevos formatos, pantallas más pequeñas y puntos de contacto del cliente.

A favor del HTML

5 herramientas online para reducir el tiempo que gastas en el email

Hasta aquí las ventajas del texto plano, ya que el formato es tan limitado que no ofrece más posibilidades (como rastreo de los emails, elementos de valor añadido, etc.). Ahí entran en escena las ventajas del formato HTML para nuestras estrategias de email marketing, como explica Matt Harris, cofundador y CEO de Sendwithus, parte de Dyspatch:

  • Contenido visual: los mensajes de texto plano son virtualmente anónimos, con lo que un correo electrónico de una startup y uno de un banco tradicional pueden parecer muy similares. Un correo electrónico HTML, por otro lado, permite el uso de logotipos, imágenes y fuentes para que coincida con el sitio web de la empresa, haciendo que la comunicación y la marca que lo envió sean reconocibles al instante.
  • Aumento del CTR… si la imagen es convincente: Aunque las estadísticas se inclinen a favor de los mensajes en texto plano, las imágenes tienden a hacer que un correo electrónico sea más llamativo y una buena relación de imagen a texto hace que el correo electrónico sea más fácil de visualizar. Los correos electrónicos en HTML también pueden resaltar mejor las llamadas a la acción, lo que hace que el cliente haga clic a través de las indicaciones visuales en lugar de a través del texto únicamente.
  • Personalización: los clientes quieren contenido de correo electrónico personalizado y relevante, y dicho contenido (recomendaciones dinámicas de productos en una confirmación de pedido, por ejemplo) solo es posible en HTML.

Y seamos realistas: los correos electrónicos de texto plano son simplemente feos, con lo que pueden ser percibidos como sin pulir y poco profesionales.

Combinar ambos modelos

El-saludo-perfecto-en-un-email-profesional

Existe una tercera vía, que es la de mezclar ambos modelos para aprovechar las ventajas de cada uno de ellos. Así pues, la mayoría de plataformas de envío de newsletter y campañas de email marketing permiten ya generar una versión de texto sin formato de un correo electrónico HTML, dejando la elección en manos del destinatario en el momento de la entrega.

Dónde conseguir las mejores plantillas para tu newsletter

Sin embargo, este quizás no sea el enfoque correcto. Si bien tendremos una versión de texto de nuestro correo electrónico, estará lejos de ser óptima: los enlaces serán espantosos, el formato será horrible, las imágenes se perderán y todos los elementos dinámicos quedarán inutilizados.

Por ello, una alternativa que está creciendo en popularidad es usar plantillas HTML que actúan como una especie de envoltorio para correos electrónicos que de otra manera se verían como texto sin formato. Estas plantillas aseguran que el correo electrónico esté en la marca y tenga el aspecto limpio y pulido que esperan los clientes, sin lucir excesivamente promocional.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.