Salud

Descubren cómo reducir el riesgo de tener miopía de mayor

mujer con gafas

La miopía es una anomalía de los ojos que afecta a personas de todas las edades. Aunque es cierto que la genética tiene mucho que ver con padecerla, un nuevo estudio evidencia que hay otros factores que pueden hacer que nuestra miopía aumente.

La miopía cada vez aumenta más en el mundo, y es posible que las nuevas tecnologías tengan algo que ver con ello. Por eso este grupo de expertos ha dado con el truco para reducir el riesgo de ser miope: que los niños pasen más tiempo al aire libre.

En China se calcula que aproximadamente el 90% de los adolescentes y los jóvenes padecen miopía. Un nuevo estudio ha determinado que aunque la miopía tiene mucho que ver con la genética, los factores ambientales también influyen.

Así, varias investigaciones han demostrado que los niños que pasan más tiempo al aire libre tienen menos riesgo de padecer miopía.

“Un balance saludable de tiempo al aire libre y un balance durante la educación temprana son importantes”, ha explicado Katie Williams, autora del estudio del King’s College de Londres.

Adiós a las gafas: Estas gotas curan la miopía y otros problemas de visión

Los investigadores han utilizado los datos del estudio de desarrollo temprano de los gemelos, en el cual se realizó un seguimiento de los niños que habían nacido en Inglaterra y Gales entre 1994 y 1996.

En el estudio se evaluaron el desarrollo, el comportamiento y la educación de los niños y niñas, así como su genética. Se tomaron como muestra a 1.077 niños y se tuvieron en cuenta la edad, el sexo, y las relaciones familiares de los mismos.

Así, los resultados fueron los siguientes: los niños que habían nacido por un tratamiento de fertilidad tenían un 37% más de probabilidades de tener miopía en su adolescencia. Esto podría deberse a que nacen con un menor peso y por eso su desarrollo neurológico tiene un pequeño retraso, afirma Williams.

Los niños y niñas que habían nacido en el verano tenían casi el doble de posibilidades que el resto de ser miopes, y según los expertos esto puede deberse a que comenzaron la escuela a una edad más temprana. También si la madre tenía un nivel de educación superior aumentaba la posibilidad en un 33% de que el niño o niña tuviera miopía.

Pasar más tiempo al aire libre

10 maneras para ser feliz, según la ciencia

En el estudio se evidencia que cada hora de más que pasa un niño frente a una pantalla aumentaba en un 3% la posibilidad de tener miopía. Esto se debe a la proximidad de las pantallas así como a que los niños pasen más tiempo en lugares interiores con luz artificial.

Aunque la genética es un factor muy importante, como ya hemos dicho, esta no puede explicar ciertos cambios, como explica Williams:

“La genética no puede explicar por qué la miopía se está volviendo más común, porque los genes no pueden cambiar tan rápidamente durante un par de generaciones, por lo que deben ser las presiones de la niñez moderna las que causan un aumento en la prevalencia”, dice la experta.

“Más tiempo de juego y un hogar más estudioso pueden aumentar la progresión de la miopía a través de un mecanismo de menos tiempo al aire libre”, ha explicado James Wolffsohn, profesor de optometría en la Universidad de Aston.

Es decir, para que la miopía no vaya en aumento, y poder reducir el riesgo de padecerla, debemos hacer que los niños y las niñas pasen más tiempo al aire libre y menos tiempo frente a las pantallas.

Vía | The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández