Salud

La radiación natural está presente en los alimentos que comes

Hablamos de la radiación natural presente en tu comida

Los seres vivos estamos expuestos constantemente a diversas fuentes de radiación natural, presente en diferentes combinaciones y concentraciones en las rocas, como el granito, y en los minerales que existen en el medio ambiente. Y sí, también en aquello que comes.

La formas radioactivas de los elementos, denominadas radioisótopos o radionúcleos, y que existen de forma natural, también llegan a tu cuerpo a partir de los alimentos que comes y del agua que ingieres, desde un pescado a la plancha a la leche del desayuno. Sin embargo, no debe cundir el pánico ante este dato: estos niveles de radiación natural son inofensivos para tu salud. 

De hecho, según un informe del Consejo Nacional para la Medición y Protección de la Radiación de Estados Unidos aproximadamente un 5% de la radiación anual a la que está expuesta una persona en dicho país es interna y procede de aquello que come o bebe. No todos los países tienen estudios sobre las dosis estimadas de exposición a la radiactividad, que pueden variar en gran medida de una región a otra.

Qué son los superalimentos y qué beneficios tienen para tu salud

Los datos muestran que en Reino Unido, la media de la dosis anual de exposición a la radioactividad es de 2,7 miliSievert (mSv), una cifra que se duplica en Estados Unidos, con 6,2 miliSievert, de los que 0,3 tienen procedencia interna, según detalla la USNRC (Comisión de Regulación Nuclear de EEUU). En nuestro país, los números de 2011 muestran que nuestra media anual de radiación es de 3,7 miliSievert. De este porcentaje de radiación, un 4% pertenece a aquello que ingerimos. 

La radiactividad se contagia o pasa a cosechas y animales mediante las rocas y minerales del suelo. Además, toda el agua presente en el planeta tiene cantidades pequeñas de uranio disuelto y de torio, absorbidas por el pescado y el marisco de concha. Y eso no es todo, ya que toda la materia orgánica, animal y vegetal, tiene un bajo porcentaje de radiación procedente del Potasio-40, la fuente más destacada de irradiación interna.

Alimentos con mayor contenido de radiación natural

Algunos de los alimentos que comes habitualmente en los que la radiación natural está más presente son las nueces de Brasil -no es fortuito, ya que esto se debe al tamaño de las raíces de los árboles productores, que aborben el agua del suelo, con gran contenido de uranio-, las bananas o plátanos, las zanahorias, las patatas y la carne roja. El contenido de radiación natural se mide en picocuries por kilogramo. Las nueces, por ejemplo, tienen 5.600.

De todos modos, estos son datos que no deben alarmarte, puesto que la exposición a la radiactividad natural presente en los alimentos es, por norma general, inofensiva y difícil de erradicar de la dieta, tal y como subraya un informe del Consejo de Seguridad Nuclear de España. Desde el organism puntualizan que el marisco concentra el material radiactivo de tal forma que “las personas que consumen grandes cantidades de mejillones, ostras, chirlas y caracoles marinos pueden recibir una dosis de radiactividad natural por alimentación hasta un 50% más alto que la media”.

Vía | BBC Mundo

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.