Seguridad

La Unión Europea aprieta las tuercas a los gigantes de Internet por los contenidos ilegales

Bruselas lanza Data Pitch, la nueva aceleradora de startup y pymes europeas

La UE propone nuevas medidas para que Twitter, Facebook o Google garanticen la eliminación de contenidos violentos, de abusos sexuales, pornografía infantil o falsificaciones. En el caso de publicaciones relacionadas con el terrorismo, las normas se vuelven aún más exigentes: las plataformas online deberán eliminar los contenidos en 1 hora.

Los gigantes de Internet eliminan en torno al 70% de los contenidos de odio -considerados ilegales- dentro de las fronteras de la Unión Europea. De estas publicaciones susceptibles filtradas por compañías como Google, Facebook o Twitter, el 80% fue eliminada en unas 24 horas. No está mal, podríamos pensar, pero desde Bruselas consideran que estos datos son insuficientes y que queda mucho camino por recorrer. “El contenido ilegal online sigue siendo un problema grave con grandes consecuencias para la seguridad de los ciudadanos y las empresas, lo que socava la confianza en la economía digital”, llega a rezar un documento oficial de la UE.

En septiembre del pasado año, las instituciones comunitarias ya avisaron de que propondrían (forma sutil de decir “exigirían”) medidas adicionales para garantizar la detección y eliminación temprana de estos contenidos -empleados por terroristas para captar nuevos adeptos, por personas que comparten materiales de abuso sexual, pornografía infantil, violaciones de derechos de autor o por gobiernos extranjeros para influir en elecciones ajenas-.

Tirón de orejas de la Unión Europea a Google, Facebook y Twitter por la privacidad

Pues bien, hoy hemos conocido estas nuevas medidas, una serie de propuestas bastante generales pero, al mismo tiempo, extremadamente ambiciosas. Entre ellas destacan (y recogemos tal cual se expresa en la documentación europea):

  • Procedimientos más claros de “aviso y acción”: las empresas deben establecer reglas fáciles y transparentes para notificar el contenido ilegal, incluidos los procedimientos de vía rápida para “”fuentes de confianza”. Para evitar la eliminación involuntaria de contenido que no es ilegal, los proveedores de contenido deben estar informados sobre dichas decisiones y tener la oportunidad de impugnarlas.
  • Herramientas más eficientes y tecnologías proactivas: las empresas deben establecer sistemas de notificación claros para los usuarios. Deben tener herramientas proactivas para detectar y eliminar contenidos ilegales, en particular para contenido de terrorismo y para contenido que no necesita contextualización para ser considerado ilegal, como material de abuso sexual infantil o bienes falsificados.

  • Garantías más sólidas para garantizar los derechos fundamentales: para garantizar que las decisiones de eliminar contenido sean precisas y fundamentadas, especialmente cuando se utilizan herramientas automatizadas, las empresas deben establecer salvaguardas efectivas y apropiadas, incluida la supervisión y verificación humana, en pleno respeto de los derechos fundamentales , libertad de expresión y reglas de protección de datos.
  • Atención especial a las pequeñas empresas: la industria debería, a través de acuerdos voluntarios, cooperar y compartir experiencias, mejores prácticas y soluciones tecnológicas, incluidas herramientas que permitan la detección automática. Esta responsabilidad compartida debería beneficiar especialmente a plataformas más pequeñas con recursos y experiencia más limitados.
  • Cooperación más estrecha con las autoridades: si hay evidencia de un delito grave o una sospecha de que el contenido ilegal representa una amenaza para la vida o la seguridad, las empresas deben informar de inmediato a las autoridades. Se alienta a los Estados miembros a establecer las obligaciones legales apropiadas.

Pero estas normas son generales, muy generales. Y es que, en el caso de terrorismo, la Unión Europea se vuelve todavía más exigente si cabe, con una serie de nuevas y ambiciosas medidas:

  • Regla de una hora: teniendo en cuenta que el contenido terrorista es más dañino en las primeras horas de su aparición en línea, todas las compañías deben eliminar dicho contenido en el plazo de una hora como regla general.

La UE plantea permitir el acceso directo a datos almacenados en la nube ante el terrorismo

  • Detección más rápida y eliminación efectiva: además de las referencias, las compañías de Internet deberían implementar medidas proactivas, incluida la detección automatizada, para eliminar y desactivar de manera efectiva y rápida el contenido terrorista y evitar que vuelva a aparecer una vez que se haya eliminado. Para ayudar a las plataformas más pequeñas, las empresas deben compartir y optimizar las herramientas tecnológicas apropiadas y establecer mecanismos de trabajo para una mejor cooperación con las autoridades pertinentes, incluida la Europol.
  • Mejor sistema de derivación: se deben implementar procedimientos acelerados para procesar las quejas lo más rápido posible, mientras que los Estados Miembros deben asegurarse de contar con las capacidades y los recursos necesarios para detectar, identificar y remitir el contenido terrorista.
  • Informes periódicos: los Estados miembros deberían informar periódicamente a la Comisión, preferiblemente cada tres meses, sobre las derivaciones y su seguimiento, así como sobre la cooperación general con las empresas para frenar los contenidos terroristas en línea.

Con todo ello, y para permitir el seguimiento de los efectos de la esta recomendación, la Unión Europea también va a pedir que los Estados miembros y las empresas presenten información relevante sobre el contenido terrorista en un plazo de tres meses y otros contenidos ilegales en unos seis meses .

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.