Social Media

Cierra Yik Yak medio año después de llegar a España

La polémica red social anónima Yik Yak desembarca en nuestro país
Escrito por Marcos Merino

La compañía, fundada en 2014, se disolverá sin haber encontrado un comprador.

Nacida en 2014 a partir del desarrollo de la idea de unos estudiantes universitarios de Estados Unidos, la app social Yik Yak desembarcaba en España hace ahora medio año (lo hacía, más concretamente, a los campus de Madrid). Como ya explicábamos entonces, “esta aplicación posibilita que todas las personas que lo deseen puedan ponerse en contacto de forma anónima en un radio de catorce kilómetros, enviando mensajes a usuarios cercanos. Dicho anonimato se trata de una característica no exenta de polémica y que hay que usar con precaución”.

¿Precaución, por qué? La clave de su éxito radicaba en el anonimato (que en más de una ocasión se ha utilizado como cobertura del ciberacoso): algo tan simple como la posibilidad de expresar nuestros pensamientos con total libertad, sin cortapisas de ninguna clase, se convirtió en un factor clave a la hora de impulsar, durante un tiempo, el despegue de esta app que llegó a estar valorada en 400 millones de dólares.

Auge y caída de una startup que podría haber valido 400 millones de dólares

Sin embargo, tras ese comienzo prometedor, Tyler Droll y Brooks Buffington, los fundadores de Yik Yak anunciaron este viernes el cierre de aplicación y la disolución de la compañía desarrolladora, después de no haber encontrado ningún comprador (tan sólo han sido capaces de vender, por 3 millones de dólares, parte de su departamento de ingeniería, que queda así en manos de la app de pagos móviles Square). Droll y Buffington hicieron público su agradecimiento al personal de su compañía, así como a inversores y mentores.

Finalmente, fueron la proliferación de las actividades de ciberacoso, y la implementación parcial (y, por tanto, más controlable) de medidas pro-anonimato en redes ya asentadas, como Snapchat, se convirtieron en el desencadenante de una huida precipitada de usuarios.

VÍA | Vía United Pres International / The Verge

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.