Motor

Elon Musk admite que la “excesiva automatización” de las fábricas de Tesla fue “un error”

12 libros recomendados por Elon Musk

El fracaso estrepitoso de la producción del Model 3 desvela un problema más serio de base en la forma en que Tesla fabrica sus vehículos. Según ha reconocido el propio Elon Musk, apostarlo todo a la automatización y la inteligencia artificial fue un grave error.

Un servidor se ha hartado de oír a supuestos gurús y directivos del sector hablando de las bondades, maravillas y extraordinaria revolución que suponían las fábricas automatizadas de Tesla. Un ejemplo claro de la llegada de la robótica a los entornos de fabricación masiva, donde la inteligencia artificial que tanto defiende Elon Musk se habría hueco para ofrecer una experiencia sin errores, más eficiente, más rápida y, en definitiva, mejor que cuando incorporamos humanos a la ecuación. Todos de acuerdo hasta aquí, ¿verdad?

La realidad dista mucho del discurso de Elon Musk, experto en aquello del marketing pero incapaz de hacer rentable una empresa en casi 15 años de vida y totalmente ajeno a sus compromisos de producción o ventas. Hasta el punto de que la propia viabilidad de la compañía está en entredicho, por mucho que sea admirado por un gran número de profesionales del sector (deuda considerada como ‘basura’ y varios despidos masivos mediante). Y las fábricas de Tesla, como decimos, no son una excepción a esta dicotomía entre realidad y la oratoria de Musk.

Tesla llama a talleres a 123.000 de sus deportivos de lujo por un error de fabricación

La CBS hizo un repaso por los problemas de fabricación del Model 3 de Tesla, recogiendo cómo se han incumplido las previsiones de producción y los numerosos desafíos que enfrentan estas plantas a la hora de hacer frente a pedidos en masa, debido a su excesiva tecnificación. Y, sorprendentemente, el propio Elon Musk ha reconocido que automatizar las fábricas hasta ese nivel ha sido un error.

“Sí, la automatización excesiva en Tesla fue un error. Para ser precisos, mi error. Los humanos están infravalorados”, ha admitido Musk en su cuenta de Twitter. Se trata de la admisión pública de algo que ya se sabía: que Tesla ha incumplido su objetivo trimestral de producción del Model 3, aunque por primera vez parecía que sus datos se acercaban tímidamente al mínimo prometido: 2.020 coches de esta gama fabricados en la última semana de ese trimestre frente a los 2.500 sedanes que se suponía estarían saliendo de su fábrica cada siete días.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016 y 2017.