Entretenimiento

Anillos de árboles cuentan que el polo magnético de la Tierra se invirtió hace 42.000 años

El polo magnético de la Tierra se invirtió hace 42.000 años causando una grave extinción

Un estudio del Museo de Australia del Sur en Adelaida basado en anillos de árboles fosilizados muestra que el polo magnético de la Tierra se pudo invertir hace 42.000 años, creando un clima extremo y conduciendo a la extinción de los grandes mamíferos y los neandertales.

El polo magnético de nuestro planeta pudo invertirse hace mucho menos tiempo de lo que se sospechaba, concretamente hace 42.000 años. Así lo asevera una investigación australiana que analizó para ello anillos de árboles fosilizados. El giro de los polos habría propiciado un clima extremo y ocasionado la extinción de los grandes mamíferos y los neandertales.

Alan Cooper y su equipo de investigadores procedentes del Museo de Australia del Sur en Adelaida han averiguado la fecha más precisa hasta el momento de la última inversión del campo magnético de la Tierra llamado evento Laschamp, que estiman que ocurrió entre 41.560 y 41.050 años atrás y duró menos de 1000 años. El campo magnético de la Tierra se extiende hacia el espacio y está más concentrado en los polos norte y sur. Ocasionalmente se invierten cada 200.000 a 300.000 años.

Análisis de radiocarbono de anillos de árboles

Los científicos analizaron el radiocarbono de los anillos de los árboles de un antiguo árbol kauri fosilizado (Agathis australis) conservado en los humedales del norte de Nueva Zelanda. “El árbol vivió justo a través de Laschamps y usamos el cambio en el radiocarbono, carbono-14, en la atmósfera para detectar exactamente cuándo colapsó el campo magnético”, dice Cooper.

Cuando el campo magnético se debilita, más rayos cósmicos ingresan a la atmósfera y transforman ciertos átomos en carbono-14 radiactivo, elevando los niveles de este isótopo. Midiendo de forma pionera los niveles de carbono-14 en cada anillo de árbol del árbol kauri, pudieron fechar con precisión el evento de Laschamp. La magnetosfera se debilita cuando los polos magnéticos se invierten.

La Tierra está girando tan rápido que habrá que recortar un segundo de 2021

A esttos datos contrapusieron los modelos climáticos disponibles para asegurar que los cambios importantes coincidían con el evento de Laschamp. El campo magnético debilitado permitió que más radiación ionizante de las erupciones solares y los rayos cósmicos del espacio llegaran a la Tierra.

“Estos dañan la capa de ozono y la luz ultravioleta llega a niveles muy altos”, dice Cooper. Las consecuencias habrían sido desastrosas para el clima: mucha luz solar que impediría adaptarse a individuos de miles de especies, condiciones climáticas extremas, rayos y elevadísimas temperaturas. El fenómeno habría desempeñado un importante papel en la extinción de grandes mamíferos en Australia y los neandertales en Europa.

La megafauna en Australia y Tasmania -mamíferos gigantes prehistóricos que existieron en el Pleistoceno tardío- y los neandertales en Europa se extinguieron casi al mismo tiempo que la inversión de los polos magnéticos, hace 42.000 años. El polo norte se ha estado moviendo espasmódicamente durante el siglo pasado, a la deriva alrededor de un kilómetro por año. “No significa necesariamente que vaya a suceder de nuevo, pero si sucediera sería absolutamente catastrófico”, dice Cooper.

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.