Educación

7 cosas que puedes hacer para que tu hijo sea un adulto exitoso

9 cosas que puedes hacer para que tu hijo sea un adulto exitoso

Valores positivos, creatividad, espíritu de colaboración o empatía son algunas de las cosas que debemos enseñar a los más pequeños de la casa para que de adultos desarrollen su talento, manejen sus emociones o adquieran éxito en su trabajo. Repasamos qué dicen los estudios que puedes hacer.

El éxito no tiene porqué ir de la mano de una abultada cuenta bancaria ni de la fama o el materialismo. El éxito puede estar vinculado al desarrollo de las capacidades artísticas, la sencillez para disfrutar de la vida, la progresión en un trabajo que nos llene y satisfaga o la puesta en marcha de proyectos que ayuden a los demás. ¿Cómo educar a los más pequeños de la casa para que tengan un alto rendimiento de adultos y puedan desenvolverse lo mejor posible?

Por qué contarles cuentos a tus hijos es esencial para su aprendizaje

Desde Business Insider repasan algunos de los estudios científicos y claves aportadas por los investigadores más interesantes para tener en cuenta en la crianza de los hijos. ¡Toma buena nota de ellas!

7 claves para educar a los más pequeños de la casa hacia el éxito

  • Oriéntalos a trabajos dorados: Por supuesto que tienen que saber que pueden ser lo que quieran cuando crezcan, pero también resulta interesante que el desarrollo de sus capacidades se oriente hacia trabajos dorados, aquellos más demandados dentro del mercado de empleo, como la Inteligencia Artificial, la ciencia de datos o la salud, profesiones bien remuneradas donde se prevé una gran escasez de trabajadores.
  • Cena en familia: Según datos proporcionados por una organización sin fines de lucro que opera en la Universidad de Harvard, los niños que comen con sus familias aproximadamente cinco días a la semana exhiben niveles más bajos de abuso de sustancias, embarazo adolescente, obesidad y depresión. También tienen promedios de calificaciones más altos, mejor vocabulario y más autoestima.
  • Cuidado con el exceso de tiempo ante una pantalla: Pasar demasiado tiempo empleando tabletas o teléfonos inteligentes puede alterar el cerebro de los más pequeños, con el consiguiente subdesarrollo de funciones cognitivas y capacidades como las habilidades sociales, la concentración, el vocabulario o la atención, tal y como pnen de manifiesto investigaciones recientes. Organizaciones como la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan que los niños menores de 18 meses no pasen tiempo frente a la pantalla. Para las edades comprendidas entre los dos u los cinco años, se recomienda limitar el tiempo de pantalla a una hora al día. En el caso de los mayores, los dispositivos no deben robar tiempo a las horas de sueño ni al deporte o la interacción social. La mesita de noche, el coche o la habitación deben estar desprovistos de libros electrónicos.
  • Haz que realicen tareas domésticas: En una charla TED de 2015, Julie Lythcott-Haims, autora de “Cómo criar a un adulto” y ex decana de primer año de la Universidad de Stanford, cita el Harvard Grant Study, que encontró que los participantes que lograron el mayor éxito profesional hicieron tareas domésticas durante su infancia. 
  • Léeles cuentos: Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York han descubierto que los bebés cuyos padres les leen tienen mejores habilidades de lenguaje, alfabetización y lectura temprana cuatro años después antes de comenzar la escuela primaria. Y los niños a quienes les gustan los libros cuando son pequeños se convierten en personas que leen por diversión más adelante, lo que dota a la persona de beneficios singulares que van desde el control del estrés a la mejor capacidad de aprendizaje o incluso el aumento de la esperanza de vida.
  • Anímalos a viajar: Descubrir lugares locales, empaparse de la naturaleza, estudiar en el extranjero, conocer otras culturas… Viajar tiene muchos beneficios, tal y como recalca una encuesta a más de 1.400 maestros de la Asociación de Viajes de Estudiantes y Jóvenes de Estados Unidos (SYTA). Este estudio recalca que al viajar los estudiantes tienen deseo de viajar más (76%), mayor tolerancia de otras culturas y etnias (74%), mejor disposición a aprender y explorar (73%), tendencia a probar nuevos alimentos, (70%), incremento de la independencia, autoestima y confianza (69%) o mayor curiosidad intelectual (69%). También se gana en extroversión, autoexpresión, respeto y sensibilidad. 
  • Huye de la sobreprotección: Los niños deben aprender los efectos positivos del fracaso y tolerar la frustración desde pequeños para enfrentarse mejor a la vida adulta. Experimentar la sensación de fracaso en propia piel ayuda a sobrellevarlo y comprender los obstáculos inevitables de la vida y los peligros del mundo real. También proporciona experiencia para ser genuino en las relaciones sociales o conocer el valor del esfuerzo sostenido en el tiempo, desarrollando la resiliencia correspondiente.

Fuente | Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.