Educación

Así es como usan uniformes inteligentes para controlar a los alumnos en China

niños en el colegio

En la provincia China de Guizhou los alumnos lo tienen difícil para saltarse clase o echar una cabezadita en el aula. Los profesores y padres pueden localizarles y controlar su rendimiento gracias a los uniformes inteligentes que llevan. Te contamos cómo funciona.

Aparentemente es un aula de colegio normal, lleno de alumnos atentamente escuchando a la profesora. Pero cabe recalcar el atentamente, porque si alguno se desconcentra tanto el profesor como sus padres podrían recibir una alerta.

Nos referimos a la situación en ya 11 colegios chinos ubicados en la provincia de Guizhou, que han optado por adoptar uniformes inteligentes para un mejor control de los alumnos.

Las prendas tienen chips instalados que cumplen una amplia variedad de funciones. Para empezar, integra un dispositivo GPS para garantizar que el alumno está dentro del colegio en todo momento, incluso permitiendo comprobar si está en el aula adecuado.

Pero eso no es todo. A los padres y profesores no les basta con saber que los niños están físicamente presentes, también quieren comprobar que su mente también está ahí. Por ello, se activará una alarma si se queda dormido en clase, al igual que si sale del colegio dentro de horario escolar.

Así, también les permite a los padres comprobar qué compras realiza su hijo dentro del colegio y poner límites al gasto que pueden realizar. Todas estas funciones las pueden usar desde una app móvil.

El sistema de crédito social en China: una distopía hecha realidad

Los jóvenes suelen encontrar maneras de esquivar las reglas, pero “hacer pellas” con este nuevo sistema será realmente difícil. Posiblemente a los más espabilados se les haya ocurrido cambiarse la chaqueta con un compañero, ya que el dispositivo está instalado en las hombreras…sin embargo esto no funciona. En las puertas han instalado sistemas de reconocimiento facial para comprobar que el chip que llevan en la ropa se corresponde con el alumno que pasa por el umbral.

Lo realmente preocupante de este nuevo sistema es que el colegio podría comprobar la ubicación del alumno fuera de horario escolar. Pese a que las escuelas han asegurado que no consultarán ni usarán esos datos, la privacidad de los jóvenes podría estar en juego.

Vía | Fast Company

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.