Empresa

Este vodka artesano está hecho con ingredientes de la zona de exclusión de Chernobyl

Este vodka artesano está hecho con ingredientes de la zona de exclusión de Chernobyl

Mientras que la serie de HBO ha devuelto el accidente nuclear más terrible de la historia a nuestra memoria, ahora ve la luz Atomik, el primer vodka del mundo hecho con granos destilados de la zona de exclusión de Chernobyl.

Aprovechando el renovado interés de este año en el peor accidente nuclear de la historia, un proyecto ha nacido con buenas intenciones para contribuir a revivir la débil economía de las ciudades aledañas a Chernobyl. Se trata de un vodka elaborado de forma artesanal destilando granos de la zona de exclusión, los cuales aunque tengan un origen radiactivo se purifican al completo en el proceso de fabricación. La bebida alcohólica ha sido bautizada como Atomik Vodka.

Gennady Laptev, científico del Instituto Hidrometeorológico de Ucrania y cofundador de Chernobyl Spirit Company, ha explicado a la BBC que la tierra no tiene porque estar abandonada, sino que pueden generarse a partir de ella productos limpios de radiactividad. “No es más radiactivo que cualquier otro vodka”, explicaba Jim Smith, profesor de Ciencias Ambientales en la Universidad de Portsmouth y que también forma parte del proyecto.

Este templo budista de Tailandia está hecho con más de 1,5 millones de botellas de cerveza

Chernobyl Spirit Company eligió el vodka porque los ingredientes radiactivos contaminados – el estroncio 90 está ligeramente por encima del límite ucraniano cauteloso de 20 Bq / kg- se purificarían en el proceso de destilación. Los destiladores emplean agua de un acuífero de Chernobyl -que tiene una química similar al agua subterránea en la región de Champagne en Francia- y granos de centeno “ligeramente contaminados” para crear el vodka.

La bebida fue analizada por un laboratorio en la Universidad de Southampton para asegurarse de que no contuviera ningún contaminante radiactivo que no fuera seguro. 

“Todo estaba por debajo de su límite de detección”, dijo Smith, que definió la creación como la botella de alcohol más importante del mundo por la recuperación que implicará para la región. La única radioactividad que los investigadores pudieron detectar en el alcohol es el carbono 14 natural al mismo nivel que esperaría en cualquier bebida espirituosa.

Si estás impaciente, todavía no puedes probar Atomik: aunque Chernobyl Spirit Company espera producir 500 botellas para fin de año, solo existe una botella en este momento. El 75% de las ganancias obtenidas serán devueltas a la comunidad afectada, en la Zona de Reasentamiento Obligatorio, donde viven miles de personas y todavía se prohíbe la inversión y el uso de tierras agrícolas.

Fuente | Popular Mechanics

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.