Empresa

Peligran los estudios de fotografía: ingresarán un 90% menos este año

Los estudios de fotografía y vídeo ingresarán un 90% menos este año

La Federación Española de Profesionales de la Fotografía y la Imagen “FEPFI” integrada en UPTA, advierte que para los estudios de fotografía y video se espera una brusca caída de la facturación este año, que podría superar los 400 millones de euros.

Aunque existen muy pocos sectores que no hayan padecido un profundo varapalo económico en la crisis del coronavirus, algunos están siendo especialmente afectados por la cancelación de determinadas actividades.

Desde UPTA destacan que uno de los ámbitos profesionales peor parados será el de los estudios de vídeo y fotografía, muchos de ellos ligados a la cobertura de la celebración de eventos como bodas, bautizos y comuniones. Especialmente la suspensión de enlaces matrimoniales será la que generé enormes pérdidas de ingresos.

10 consejos y trucos para arreglar fotografías malas

La mayor parte de bodas que iban a tener lugar en España han decidido posponer o paralizar la unión: más del 80% de los 170.000 enlaces matrimoniales que se producirían este año ya han sido cancelados. Si tenemos en cuenta que cada año en nuestro país tienen lugar 300.000 comuniones y cerca de 400.000 bautizos, se pronostica unas estadísticas de cancelación similar de estos eventos, especialmente de las comuniones, con un marcado carácter estacional.

El precio por los servicios fotográficos y videográficos nupciales oscila entre los 1.500 y los 3.500 euros. En el caso de las primeras comuniones la cifra baja situándose en una horquilla entre los 300 y los 500 euros. En el caso de los bautizos, entre 100 y 500 euros, dependiendo del tipo de reportaje y de la provincia.

Otra de las pérdidas de ingresos para estos profesionales audiovisuales procede de la prórroga que ha concedido el Ministerio del interio hasta 2.021 para la validez de los DNI caducados durante este año: 40 millones de euros adicionales perderá el sector de los fotógrafos. Muchos profesionales podrían verse obligados a echar el cierre a sus negocios: en España más de 17.000 trabajadores autónomos se dedican a ello .

UPTA pide un cese de actividad extraordinario para el colectivo

Desde UPTA piden al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo el establecimiento de un cese de actividad extraordinario para el colectivo de fotógrafos que perdure hasta que la situación de su actividad se normalice. 

La organización también desea que se destinen más recursos a los colectivos que desarrollan actividades estacionales y dependen del trabajo autónomo de temporada. Sin ir más lejos, en España hay más de 25.000 feriantes, vendedores y comerciantes ambulantes que desarrollan su actividad económica en fiestas patronales y lugares de ocio desde marzo a octubre. UPTA recalca que el colectivo necesita una ayuda especial por tratarse de autónomos fijos discontinuos.

Fuente | UPTA

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.