Empresa

¿Reuniones al aire libre y caminando? Así es la nueva moda en las empresas

Reuniones al aire libre y caminando

El secreto para conseguir reuniones productivas parece radicar en llevarlas a cabo solo si es realmente necesario y reducir en lo posible el número de asistentes. Pero una buena manera de fomentar la conexión entre participantes en un encuentro puede ser mantener estos mientras se camina.

Los grandes CEOs comparten algunos puntos en común a la hora de organizar reuniones y encuentros exitosos: solo se llevan a cabo si realmente merecen la pena y se limitan a los participantes justos.

Steve Jobs dirigía reuniones lo más reducidas posibles, ya que creía que demasiadas personas  en una habitación “se interponían en el camino hacia la simplicidad,”

El CEO de Yelp, Jeremy Stoppelman, incluso se reúne con sus empleados de manera individual semanalmemente.

En esta misma línea el exejecutivo de Microsoft Terry Myerson, llevaba a cabo reuniones rutinarias 1:1 y las hacía mientras caminaba por el campus. Su regla, “cualquier reunión que no necesitara una pizarra tenía que hacerse fuera, caminando.”

El objetivo de Terry para estas “reuniones móviles”, como comentó a Business Insider fue ayudarle en su empeño de perder peso, pero con el tiempo descubrió el éxito del los encuentros caminando.

“Fue divertido. Se convirtió en una cultura para el grupo”, aseguró.

Y razón no le falta. Las reuniones en el exterior mientras se caminan pueden ser más productivas según evidencias científicas recientes.

11 cosas que hacer para aprovechar el tiempo entre reuniones

Un estudio de la universidad de Hong Kong ha encontrado que caminar junto a otra persona permite a estas conectar mejor, aunque no se conozcan de nada y ni siquiera entablen conversación. Los efectos positivos de caminar en compañía son posibles incluso en paseos breves, de menos de 5 minutos.

La investigación se centraba en medir la sincronización de la marcha entre dos personas y cómo esta se vincula con la impresión social.

Como recalcan los propios investigadores, evidencias previas ya habían demostrado los efectos positivos de caminar junto a otra persona, al generar mayores vínculos entre estas, pero en parte podía deberse a la conversación.

En este caso, lo novedoso del análisis es que buscó eliminar el componente de la charla, basando los resultados en el merco hecho de caminar al lado de otra persona.

Para ello, 37 mujeres y 30 hombres formaron 116 parejas femeninas y 78 parejas masculinas. Cada pareja debía caminar en silencio de un punto A a un punto B y después volver caminando (de B a A) mientras conversaban libremente. Tras esto debían escribir sus impresiones. La distancia establecida fue de 350 metros, y los participantes tardaron aproximadamente entre 3 y 4,5 minutos en completar cada paseo de ida.

Asimismo, otro grupo se sentaba por parejas en una sala donde debían realizar una pequeña tarea. El objetivo era comparar si andar realmente ayuda en las impresiones sociales, o simplemente sirve estar en compañía del otro.

Los resultados mostraron que los caminantes a pesar de no conocerse de nada terminaban sincronizando sus pasos. Pero más allá de esto, los hallazgos evidenciaban que caminar tenía efectos positivos sobre el grado de conexión de los caminantes. Este vínculo se estrechó aún más cuando entablaban conversación.

Los beneficios de caminar es algo que ya parecía conocer Steve Jobs.

No solo a través de encuentros con compañeros mientras paseaba, además el co-fundador de Apple, solía caminar descalzo antes de reuniones para fomentar su creatividad y liberar su mente.

Y si te resulta complicado mover tus encuentros al exterior, puedes probar simplemente a reunirte quedándote de pie. Según, un estudio de 2014, los equipos que se mantienen de pie en las reuniones son más creativos que aquellos que permanecen en sillas.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.