Energía

18 trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019

La luz será más barata: el Gobierno suspende el impuesto a la generación eléctrica

La factura de la luz es una pesadilla que, en la mayor parte de España, nos atormenta durante todo el año, porque se dispara tanto en verano como en invierno. Siempre viene bien recordar algunos trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019.

Salvo en algunos lugares privilegiados como Canarias o ciertas zonas en el sur y la costa, en donde se enciende poco o nada la calefacción, en España el consumo de luz nos penaliza tanto en verano como en invierno.  Por eso siempre se agradecen algunos trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019.

En verano la factura de la luz aumenta por el uso de ventiladores y aire acondicionado. En invierno, por los calefactores, las estufas, y el aumento de las tarifas debido a la subida de la cuota de dióxido de carbono de las calefacciones.

Si pensabas que el cambio climático iba a suavizar las heladas de la meseta castellana o en Aragón en invierno, el tema no funciona así. Según los expertos, el cambio climático lo que hace es aumentar las temperaturas en verano (más gasto en ventiladores) y reducir los días en que hace frío en invierno, pero aumentando el frío en ese tiempo. Es decir, hay menos días de frío, pero en esos días bajan más las temperaturas que antes. De ahí la ola de frío persistente que hemos sufrido en España a principios de 2019.

Además la falta de lluvia, que perjudica a la producción de electricidad en los ríos, hace que el precio de la luz se dispare. Por no hablar de que aquí pagamos el 21% de IVA para la luz, mientras que países como Reino Unido pagan el 5%.

21 pequeños trucos para ahorrar energía y tener una casa más ecológica

La factura de la luz ha subido un 92% en 15 años, y parece que va seguir subiendo a lo largo de 2019. Salvo que los gobiernos tomen medidas drásticas, somos nosotros los que tenemos que preocuparnos de reducirla.

Por eso hemos preparado estos 18 trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019.

Haz una lista de gasto eléctrico

dinero ahorro

La factura de la luz es un problema común, pero cada persona o cada hogar consume electricidad de forma diferente. Por eso antes de ponerte a aplicar medidas para reducir la factura de la luz, conviene preparar una lista de gasto eléctrico. Aquí debes incluir todo lo que añade gasto de luz a tu factura, de mayor a menor gasto (aunque sea de forma aproximada).

Por ejemplo:

  • Estufas y calefactor
  • Aire acondicionado
  • Luz del salón y del cuarto del ordenador / consola
  • Televisores y consolas
  • Horno y microondas

Identifica todas las posibles fuentes de consumo de luz, para poder acometer una reducción de uso que se adapte a ti.

Iluminación

bombillas electricidad

En mayor o menos medida, la iluminación de la casa siempre contribuye a la factura eléctrica, porque la luz es algo que nunca falta en ningún hogar. Aquí podemos buscar un ahorro importante.

Reduce el número de bombillas

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, un buen inicio es hacer un recuento de todas las bombillas que hay en la casa. Aquí lo importante es localizar las salas en las que hay dos o más bombillas. La luz tiende a solaparse y acumularse, y cuando tenemos varias bombillas es posible que si quitamos una, no notemos una pérdida excesiva de luz.

Busca las lámparas que tengan más de dos bombillas, o lugares en donde tengas luces muy juntas. Quita una y comprueba la iluminación. Si no pierdes demasiado, puedes plantearte eliminar una bombilla, o usar una menos pero más potente, que normalmente consume menos que dos bombillas independientes.

Pásate a las bombillas LED

Ahora que las bombillas incandescentes están prohibidas, las halógenas y las fluocompactas han copado nuestros hogares. La buena noticia es que ha llegado la hora de su jubilación, porque las bombillas LED ya están preparadas para darles el relevo. Si tienes prejuicios contra ellas, es hora de abandonarlos. Es cierto que al principio no iluminaban mucho, pero la tecnología ha mejorado y hoy en día se pueden comprar bombillas LED baratas que iluminan igual que el resto.

Las bombillas LED son más ecológicas que otros tipos de bombillas, consumen entre un 70 y un 80% menos que las incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes, soportan mejor los golpes, tienen una vida útil más larga, no emiten rayos UV, se encienden inmediatamente y no necesitan calentarse, entre otras ventajas.

Si quieres reducir la factura de la luz, plantéate sustituir todas las bombillas de la casa por bombillas LED. Exige una pequeña inversión, pero hoy en día están muy baratas. Por ejemplo un pack de 6 bombillas LED de 5W equivalente a 50W, solo cuestan 10,99 euros en Amazon.

Electrodomésticos

lavadoras

En una casa, los electrodomésticos generan la mayor parte del gasto eléctrico. Vamos a ver cómo podemos reducir su consumo.

Los electrodomésticos que más consumen

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) publica todos los años un informe de consume energético en España, y en él se recogen los electrodomésticos que más consumen en el hogar. Es una media de todos los que hay en una casa, teniendo en cuenta que puede existir más de un televisor o un ordenador, por ejemplo:

tabla consumo de electrodomésticos

Como podemos ver en la tabla, los frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas suman casi el 60% del gasto de los electrodomésticos.

Si tienes que renovar o comprar un electroméstico nuevo, es una buena idea comprar un modelo de bajo consumo en los electrodomésticos que más consumen, para reducir el consumo.

Guerra al stand-by

Cuando apagas la televisión, la consola, el aparato de música o el microondas, en realidad no los desconectas por completo. Siguen funcionado en un modo reposo (la lucecita roja que muestran cuando están supuestamente apagados) para arrancar más rápido la próxima vez que los enciendas, o hacer cosas como actualizarse. A eso se le llama stand-by.

El problema es que el stand-by consume electricidadentre un 8 y un 10% del consumo total, como podemos ver en la tabla anterior.

Conseguiremos ahorrar bastante dinero en la factura de la luz si reducimos al máximo el stand-by. Puesto que desconectar manualmente los enchufes todos los días es muy pesado, lo más práctico es instalar regletas con interruptores, que nos permitirán apagar por completo, y de forma individual, cualquier aparato que no estemos usando.

Modo Ahorro o bajo consumo

Muchos electrodomésticos y dispositivos electrónicos, incluyendo el ordenador, la lavadora o el móvil, disponen de modos de ahorro o bajo consumo, que suelen ser suficientes la mayoría del tiempo. Úsalos siempre que puedas.

Gas, mejor que electricidad

Algunos electrodomésticos del hogar, como la cocina, pueden funcionar con gas o con electricidad. Si puedes elegir el gas es energéticamente más eficiente: cuesta menos obtener la misma energía.

Costumbres cotidianas

sofa manta

A veces basta con cambiar un poco los hábitos, para ahorrarnos un buen pellizo en la factura de la luz.

Menos estufa, y más ropa

Es un auténtico desperdicio de energía pasearse por casa en camiseta de manga corta en pleno invierno, mientra la calefacción o la estufa calientan a 25 grados. Ahorrarás mucho si te pones ropa de abrigo, y acortas una hora de estufa. Camisetas aislantes, calcetines de lana, zapatillas altas, una manta en el sillón mientras ves la tele, todo vale.

En invierno es suficiente con mantener una temperatura ambiente entre 19 y 21 grados durante el día y entre 15 y 17 grados durante la noche.

Un grado de diferencia

El IDAE subraya que aumentar la temperatura de la calefacción en un grado puede suponer un aumento del consumo energético del 7%, que luego tiene una incidencia directa sobre la factura.

Si con 20 grados estás cómodo pero con 19 grados aguantas bien, pon el calefactor eléctrico o la calefacción a 19 grados. Te ahorrarás un 7%.

Tarifa nocturna

Si pasas poco tiempo en casa durante el día o puedes permitirte el lujo de poner la lavadora o el lavavajillas durante la noche, plantéate contratar la Tarifa Nocturna, que es más barata.

No laves después de las comidas

Los precios más caros de la luz son en horario de sobremesa (14-17 horas) y cena (21-22 horas). No pongas el lavavajillas después de comer o la lavadora al terminar de cenar, si tienes una tarifa por horas. Espera a una franja más favorable: de madrugada, o a primeras horas de la mañana.

Mejor el fin de semana

Con una tarifa regulada como la de PVPC, los precios de la luz son algo más bajos el fin de semana. Aprovecha para poner la lavadora, el lavavajillas, usar el horno, etc.

Cambia la potencia contratada

interruptor electricidad

En la factura de la luz, el consumo es solo una parte de lo que pagas, la mayoría corresponde a impuestos, y a la potencia contratada o facturada, que a veces suma casi el 50% de la factura. Es un indicio de que no hemos contratado la potencia correcta.

La potencia contratada indica la electricidad que podemos consumir al mismo tiempo. Por ejemplo, si la potencia contratada es de 3,45 KW, no podemos usar electrodomésticos al mismo tiempo que superen esa potencia, porque saltarán los plomos. Como más potencia contratada tengamos más pagamos incluso aunque no usemos electricidad. Si has contratado más de la que necesitas, pagarás hasta 4€ más al mes, incluso aunque estés de vacaciones y no consumas nada.

En tu factura puedes ver la potencia contratada. Puedes calcular lo que consumen todos tus electrodomésticos y bombillas al mismo tiempo, y si es mucho menor que la potencia contratada, te conviene bajarla.

Ten en cuenta que tanto bajar como subir la potencia contratada cuesta dinero, y sólo la puedes cambiar una vez al año.

Aislamiento y luz natural

hombre aislando las ventanas de su casa

Asumiendo que usas algún sistema de calefacción eléctrica (estufas, calefactor, etc.), puedes reducir el consumo, si aislas mejor la casa. Esto también te beneficia si tienes calefacción de gas.

Aísla la casa

Se estima que el 25% del calor del hogar, se pierde por los cristales. Y no hablemos de los huecos de las puertas que dan al exterior. Por aquí se escapa hasta el 5% del calor.

En invierno durante el día si hace sol conviene subir las persianas, porque la luz calienta los cristales, y con ello la casa. Si está nublado mejor bajarlas por completo para ayudar a los cristales. Pon también cortinas en todas las ventanas que dan al exterior, actúan como aislante.

Para tapar las rendijas que hay en la parte inferior de las puertas que dan a la calle, el jardín o la galería, podemos colocar alfombras o esterillas. Aunque lo más eficaz son los burletes aislantes.

Son baratos y eliminan las corrientes de aire frío dentro de la casa.

Menos cortinas, y más ventanas

A la hora de ahorrar luz, una opcion obvia es aprovechar al máximo la luz natural. Tenemos que abrir al máximo las cortinas (incluso quitarlas) y añadir ventanas o poner cristales transparentes, allá donde sea posible.

Toda la luz natural que ganemos, nos lo ahorraremos en bombillas.

Apps

app hogar inteligente

Hoy en día casi todo, hasta el ahorro en la factura de la luz, pasa por el móvil. Cada vez existen más apps que te ayudan a recortar algunos euros, mediante la consulta de la tarifa de la luz en tiempo real.

Esto es importante porque la mayoría de los hogares españoles tienen contratada lo que antes se llamada tarifa TUR (Tarifa del Último Recurso), rebautizada con el nombre de PVPC (Precio voluntario pequeño consumidor). Esta tarifa cambian en tiempo real a lo largo del día, según la oferta y demanda, por eso no puedes saber lo que te costará la luz hasta unas horas antes.

Es posible usar apps como Lupbak Precio de la luz para PVPC,  Ahorra en Luz. Precio luz hora o ‘Precio Luz app‘ para iPhone para saber cuánto cuesta el kilovatio por hora para todo el día, antes de poner una lavadora o encender el horno, o el aire acondicionado. Así sabrás si te conviene esperar a la noche, o a otra hora más barata.

Con este tipo de apps también es posible establecer alertas para que te avisen cuando el precio está por debajo (o por encima) de una cantidad. Así sabrás cuándo sea el momento ideal para hacer un gasto energético importante.

Electrodomésticos inteligentes

El Internet de las cosas nos echa una mano para reducir los Kilovatios que consumimos. Existen numerosos dispositivos inteligentes pensados para ahorrar luz y calefacción.

Termostatos y válvulas inteligentes

Ya hemos visto el gasto extra que supone subir un grado centígrado la temperatura de una casa o una sala, ya sea por medio de la calefacción, estufa, calefactor eléctrico, etc.

Si vives en una zona muy fría o pasas mucho tiempo fuera de casa, puede ser rentable instalar un termostato inteligente.

Estos dispositivos se pueden programar para que se enciendan a ciertas horas, según tu tarifa eléctrica, y puedes programar una tabla de temperaturas. Incluso son capaces de utilizar la geolocalización para saber cuándo la casa está vacía, y apagarse automáticamente. Y puedes controlarlos desde el trabajo, a través de una app.

Existen muchos modelos, pero uno de los más populares este año son los termostatos inteligentes Nest, de Google. También tenemos el de Netatmo, que es capaz de ajustar automáticamente la temperatura en función de las características térmicas de tu casa, y la temperatura exterior.

También son interesantes las válvulas inteligentes, que se conectan a la llave del calefactor o el radiador,y  ajustan la temperatura exacta que desees en cada sala.

Este modelo de Netatmo está adaptado a los radiadores españoles, e incluso se comunica con Alexa, para que los controles con la voz, con órdenes del tipo, “Sube la temperatura un grado”.

Enchufes inteligentes

Como hemos comentado,  el stand-by de los electrodomésticos puede convertirse en un despilfarro, si tenemos muchos aparatos como la consola, la tele, el microondas, el equipo de música, etc. con la lucecita roja permanente.

El problema es que estos dispositivos no vienen con interruptor de apagado, así que o bien los desconectas manualmente cuando no los usas, o instalas un enchufe inteligente, que apaga por completo cualquier aparato que conectes.

También puedes programarlo a ciertas horas, o controlarlo a través de Alexa o el Asistente de Google. O usar servicios como IFTTT para crear reglas inteligentes. Además te muestra en una app del móvil el consumo de cualquier aparato que conectes al enchufe, para saber cuánta luz gasta.

Monitor de consumo eléctrico

Si el gasto energético es muy elevado, o se quiere reducir drásticamente, se puede usar un monitor de consumo eléctrico. Estos dispositivos se conectar al circuito eléctrico y realizan un seguimiento completo del consumo, incluyendo horarios, stand-by, electrodomésticos que más consumen, etc.

Pueden resultar útiles en caso de un consumo excesivo que se quiere monitorear.

Hemos visto 18 trucos para ahorrar en la factura de la luz en 2019. Pon en práctica todos los que puedas, y lo notarás a final de mes.

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.