Innovación

Notpla: envases de algas biodegradables para guardar whiskey o comida sin plástico

envases de algas

La startup londinense Notpla ha creado una alternativa plástica a partir de algas que es biodegradable e incluso comestible. Su ambicioso propósito es reducir los 300 millones de toneladas de desechos plásticos que la humanidad genera cada año.

Packaging sorprendente y creativo a base de algas biodegradables para dejar de depender del peligroso y contraproducente plástico: envases que utilizamos tan solo una vez pero que se quedan en el medio ambiente mucho después de nuestra muerte, hasta cuatro siglos. Con el propósito de cambiar las tornas hacia un sistema más sostenible, la startup británica Notpla, con sede en Londres ha desarrollado una carcasa similar al plástico que se degrada en un plazo de cuatro a seis semanas.

Seaweed U, la forma más divertida de comer algas en envases comestibles

La membrana está hecha de algas cultivadas en el norte de Francia que se muelen hasta convertirse en polvo. La fórmula secreta transforma esta arenilla en un fluido espeso y pegajoso a modo de membrana, el cual se seca para formar una sustancia similar al plástico. Hace cinco años, la startup diseñó cápsulas de agua comestibles que se ingieren después de su uso y que ganaron gran popularidad entre los corredores de la Maratón de Londres y otros eventos. La compañía ahora está explorando otros usos para la tecnología.

Notpla

Las algas son más ecológicas que las alternativas a base de almidón, ya que no necesitan tierra ni tiempo para crecer. Tampoco fertilizante ni agua. Una de las que emplea la compañía puede crecer hasta un metro por día.

Para finales de año, Notpla lanzará una nueva línea de recipientes para alimentos desechables carentes de productos químicos sintéticos y cubiertos con un revestimiento impermeable y a prueba de grasa, que se descompone por completo en tres a seis semanas, en comparación con los tres meses del cartón sin tratar y los cientos de años del cartón forrado con un tipo de plástico conocido como PLA.

“Lo que hemos hecho es reemplazar el PLA con nuestro material natural, por lo que incluso si entra en la naturaleza, se degradará naturalmente como una fruta o verdura”, explica Juno Wilson, gerente comercial y de proyectos de Notpla.

Los fundadores de Notpla observan el uso del plástico como una fuerte adicción que debe romperse, y que además se ha incrementado a raíz de irrupción de la pandemia: si antes de ella cada hogar gastaba unas 99 piezas de plástico en una sola semana, la cifra ha subido entre unn 25% y unn 30% con el coronavirus. En la actualidad la compañía trabaja en nuevos paquetes para comida y bebida, así como en ropa y tornillos para muebles listos para ensamblar.

Buceando en su página web, Notpla produce productos muy diversos con su material biodegradable, desde vasos y botellas de plástico para eventos, carreras y otros eventos deportivos a los Oohos, una forma divertida de beber jugos, aguas o incluso cócteles de alcohol en festivales o eventos privados sin usar plástico, sobres para salsas y bolsitas de condimentos -concebidos especialmente con la mente fija en la industria de la comida para llevar- o los mentados revestimientos de cajas para llevar de cartón resistentes al agua y a la grasa.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.