TICbeat LAB

Cada cuánto tiempo hay que limpiar el congelador

Congelador

El congelador se convierte en muchas ocasiones en la hermana olvidada de la nevera, especialmente en términos de limpieza. Para no descuidarlo y garantizar su adecuado mantenimiento te contamos cada cuánto hay que limpiar el congelador.

Si en otras ocasiones hablamos de la temperatura ideal para el congelador o la nevera, de los trucos creativos para ganar espacio en estos electrodomésticos o del tiempo máximo que puedes congelar cada alimento, hoy toca recordar cada cuánto tiempo debes limpiar el congelador, según los expertos.

Vamos por partes. En primer lugar, los estantes y rincones de este electrodoméstico deberían ser limpiados aproximadamente una vez a la semana. Para ello puedes llenar un tazón con agua caliente y añadir un par de gotas de detergente lavavajillas, sumergiendo un paño y frotando suavemente en el interior del congelador. Presta especial atención al sello de la puerta, donde suelen quedar restos de comida. Solamente tardarás unos cinco minutos y no es preciso vaciar el congelador ni apagar la unidad.

20 alimentos que nunca debes meter en la nevera

Ocasionalmente, en torno una vez una al mes, es importante un inventario de los contenidos de su congelador. Debido a que muchas veces albergan alimentos  a largo plazo, algunos de ellos podrían haberse derramado o deteriorado con el tiempo. Desecha las sobras no identificables, los artículos que se queman en el congelador o los alimentos que ya no parecen apetitosos. Una vez hecho esto puedes realizar una limpieza rápida de las superficies con una esponja tibia.

Un truco esencial para reducir el tiempo dedicado a este apartado es organizar adecuadamente la comida en recipientes aptos y un adecuado etiquetado, clasificando por estantes y sin olvidar incorporar la fecha a la pegatina o bolsa en la que almacenas cada cosa.

¿Cada cuánto hay que hacer una limpieza profunda del congelador?

Si hablamos de limpieza profunda, es buena idea hacerla una vez cada dos o tres meses. Para ello, sigue estos pasos.

  • Apaga el congelador y vacía todo el contenido en un recipiente con hielo o congelador portátil para mantener su temperatura fría mientras realizas el proceso.
  • Retira todos los cajones y estantes desmontables y lávalos en el fregadero con agua y jabón. Ponga a un lado sobre unos paños para que sequen.
  • Aplica una mezcla elaborada con agua tibia y vinagre a una botella de spray, rociando el interior del congelador vacío y limpiando con una esponja. Para las manchas persistentes, deja que la solución de vinagre quede a remojo durante unos minutos antes de limpiar.
  • Seca el interior con un paño limpio y reemplaza los cajones y estantes limpios.
  • Devuelve la comida, enciende el aparato y aprovecha para mantenerlo todo organizado y etiquetado.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.