TICbeat LAB

Cinco factores que hacen que tu conexión WiFi sea (demasiado) lenta

¿Cuáles son los cinco factores que más influyen en la calidad de nuestras redes WiFi? Aquí os los contamos, presentando tanto el problema existente como la solución más fácil, sencilla y rápida de implementar para tener la experiencia de Internet más fiable, veloz y excelente.

Estés leyendo este artículo desde un PC, tu tablet o un smartphone, lo más probable es que la conexión a Internet que estás usando sea una red WiFi. Y es que esta clase de conexiones inalámbricas es la forma más popular de acceder a la Red de Redes en hogares, oficinas y espacios públicos.

Pero la experiencia ofrecida por muchas de estas redes WiFi no es la más óptima… ni mucho menos: algunas de ellas se caen de forma frecuente, otras presentan una velocidad extremadamente lenta y en otras situaciones nos encontraremos con un rendimiento muy poco estable en función de la distancia del dispositivo al punto de acceso o del número de personas conectadas al mismo router.

¿Cuáles son los cinco factores que más influyen en la calidad de nuestras redes WiFi? Aquí os los contamos, presentando tanto el problema existente como la solución más fácil, sencilla y rápida de implementar para tener la experiencia de Internet más fiable, veloz y excelente.

No hay suficientes antenas

Ampliar mejorar señal wifi router

Según confirman desde la compañía Xirrus, “todos los dispositivos inalámbricos en un área comparten el ancho de banda por igual. Si solo un dispositivo se conecta en un auditorio, obtiene el 100% del ancho de banda. Si se conectan 10 dispositivos, cada uno recibe el 10%”. Si seguimos esta regla, cuando se conectan 200 dispositivos, cada uno recibe un mísero 0,5%.

Cómo saber si te han pirateado el WiFi y qué debes hacer para defenderte

He aquí el problema: ¿a quién le importa si 200 dispositivos pueden conectarse a un único punto de acceso si la experiencia del usuario es tremendamente lenta? La solución pasa por calcular el número de personas que pueden usar un mismo punto de acceso, de modo que instalemos las antenas suficientes (o contratemos el ancho de banda necesario) para dar servicio a todos los interesados.

Faltan conexiones de 5Ghz

wifi publico peligro

La mayoría de routers ofrecen conexiones en las bandas de 2,4Ghz y de 5Ghz. Los dispositivos inalámbricos más nuevos pueden conectarse a cualquier tipo, mientras que los dispositivos más antiguos solo pueden conectarse a radios de 2.4GHz. Conectar tantos dispositivos como sea posible a la banda de 5 GHz evita la congestión habitual de las redes WiFi, debido a que la banda de 5 GHz tiene mucha más capacidad: 23 canales disponibles en comparación con solo tres para la banda de 2.4GHz.

Por ello, lo ideal es que la mayoría de personas se conecten a la red de 5Ghz, haciendo que ésta sea la opción por defecto y solo usemos la versión de 2,4Ghz para los usuarios que no puedan acceder a las conexiones de nueva generación.

Interferencias

Algunos equipos electrónicos producen interferencias que pueden hacer que el rendimiento de las redes WiFi caiga en picado. Entre ellos encontramos dispositivos Bluetooth, monitores para bebés, hornos de microondas, otros puntos de acceso e incluso las redes WiFi de nuestros vecinos. La solución en estos casos, afirman los expertos, pasa por planificar y diseñar la red para minimizar estas interferencias, ya sea eligiendo los canales correctos, ajustando los niveles de potencia o la dirección de la antena.

Aplicaciones intensivas

zona wifi

El rendimiento no solo depende de la cantidad de dispositivos que se conectan, sino también de las aplicaciones que utilizan. Así pues, una red WiFi puede funcionar bien cuando 200 usuarios tuitean y consultan su correo electrónico pero puede colapsar cuando 20 usuarios transmiten vídeo en directo en alta definición.  Para evitar esta clase de problemas y asegurar el balanceo de carga, podemos utilizar una herramienta de gestión de tráfico que supervise la actividad de la red, asignando prioridades a aplicaciones específicas y limitando o bloqueando otras.

Falta de flexibilidad

wifi gratis tienda

Cada pocos años aparece una mejor tecnología de WiFi. Pero si nuestra red no se puede adaptar, tenemos ante una opción desagradable: reemplazar la red antes de lo esperado o aceptar que tendremos un rendimiento más lento que el resto de consumidores. En ese sentido, deberemos optar por soluciones WiFi que se puedan actualizar a nuevos estándares con un cambio de software o hardware rápido y económico.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.