Salud

5 efectos secundarios negativos de comer demasiada pasta

pasta

La pasta aporta beneficios al organismo como su alto valor energético, la regulación del tránsito debido a la fibra o el aporte de minerales. Sin embargo, si te pasas de la raya con su consumo puedes experimentar consecuencias negativas como las que te contamos a continuación.

La pasta es uno de los alimentos más adorados del mundo, y con una marcada impronta en la gastronomía mediterránea. Consumiéndola unas dos veces por semana tiene muchos beneficios, desde el aporte nutritivo a una gran inyección de energía por su contenido en hidratos de carbono -ideal para personas que hacen una actividad física regular e intensa-. Varios estudios también vinculan este alimento a una vida más longeva.

El truco para salar el agua de la pasta correctamente

En contrapartida, pasarte de rosca con la pasta -especialmente si tienes una vida sedentaria o buscas controlar tu peso- puede ser contraproducente y producir consecuencias desagradables para tu organismo como las que repasamos a continuación. He aquí cinco razones para no comer demasiada pasta.

5 cosas que pasan en tu cuerpo si comes demasiada pasta

  • Mayor riesgo de desarrollar diabetes: Existen factores muy diversos que inciden en las posibilidades de tener diabetes, desde la genética y los antecedentes familiares al estilo de vida y alimentación. Diversas investigaciones apuntan a que las dietas altas en carbohidratos están relacionadas con un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad metabólica, y puesto que la pasta es fuente de carbohidratos, hay que extremar la precaución.
  • Falta de variedad de nutrientes: Llevar una alimentación variada es esencial para adquirir todos los nutrientes necesarios sin perderte ninguno. En lugar de optar siempre por la pasta de trigo, incorpora variedades basadas en legumbres y en otros cereales, alternando también con arroz, mijo, avena, sarraceno, quinoa y un largo etcétera. 
  • Más papeletas de enfermedad cardíaca: Si eliges la variedad blanca de pasta refinada o blanca -y la comes con una frecuencia muy alta- tendrás un riesgo mayor de desarrollar una enfermedad cardíaca. Así se extrae de un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology, el cual confirma que una dieta alta en carbohidratos refinados se relaciona con un riesgo más alto de sufrir este problema.
  • Presión arterial alta: Un estudio publicado en Metabolism apunta a que comer carbohidratos refinados de forma habitual, como la pasta refinada, está relacionado con un aumento de la presión arterial. La hipertensión está relacionada con múltiples problemas y enfermedades.
  • Exceso de calorías y aumento de peso: Comer demasiada pasta puede hacer que ingiera demasiadas calorías y, a su vez, aumente de peso no deseado. Por ello, es importante tener en cuenta el tamaño de la porción y no pasarse con la salsa.

Para finalizar, es importante recordar que no hay que demonizar los carbohidratos, sino incluirlos en una proporción adecuada en el menú diario. Dietas como la keto y la paleo, bajas en carbohidratos, también han demostrado tener consecuencias negativas para la salud.

Fuente | Eat This, Not That

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.