Salud

El coronavirus puede dañar las células inmunes de la médula ósea, alerta un estudio

muertes por coronavirus

La infección con COVID-19 puede dañar las células inmunes de la médula ósea, apunta una nueva investigación divulgada por Science Immunology.

Las reacciones exageradas del organismo a la infección de COVID-19, podrían estar relacionadas con alteraciones en las células asociadas al sistema inmune innato, liberadas desde la médula ósea.

“Demostramos anomalías considerables en el sistema inmunitario innato, en particular dentro de las células mieloides”, sentencian los autores del estudio publicado en Science Immunology.

Según los investigadores, los resultados de la observación longitudinal —que analiza a las mismas personas durante un largo periodo de tiempo—, identifica alteraciones sustanciales en el comportamiento mieloide en pacientes con COVID-19 que no se han informado con anterioridad.

Estas células se encuentran en la médula ósea y están asociadas al sistema inmune innato, en el que evidencias previas han detectado signos de inmunidad duradera contra el COVID-19.

El coronavirus puede quedarse en el salmón más de una semana, según un nuevo estudio

Los hallazgos han demostrado que existe una neutrofilia profunda en los casos de COVID-19. Lo que significa un aumento considerable de los neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco, que ayudan a la eliminación de patógenos, estallido oxidativo y la “liberación de trampas que capturan patógenos”.

Pero, a pesar de sus funciones, estos podrían promover la inflamación típica de algunos casos de contagio con el SARS-CoV-2.

Además, encontraron monocitos alterados en los positivos de COVID-19, que probablemente representen la liberación temprana de monocitos de la médula ósea debido a la inflamación —al igual que se detectó en enfermedades como la influenza H1N1 y el virus del Ébola—.

Pero, según Tracy Houssell, de la Universidad de Manchester, Reino Unido, recalca a Reuters, se desconoce si los monocitos —otro tipo de glóbulo blanco liberado a la sangre desde la médula ósea— se liberan ya alterados o se alteran tras ingresar en la sangre.

“Parecería que las características inmunes innatas comparables han sido evidentes en pandemias pasadas con virus similares o incluso diferentes, por lo que centrar las estrategias de modulación inmunitaria en neutrófilos y monocitos es una prioridad urgente”, sostienen.

Tal y como el mismo medio recoge, los expertos consideran que ante esta afección, los tratamientos enfocados a la liberación desde la médula ósea pueden ayudar a reducir la respuesta inmune exagerada que deriva en graves secuelas del COVID-19.

De hecho, un estudio divulgado a principios de junio, ya ratificaba que limitar la reacción del sistema inmune contra el COVID-19 podría salvar vidas.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider