Salud

6 de cada 10 adultos del mundo no duermen bien, según la encuesta global de Philips

¿En qué países del mundo se duerme más (y menos)?

Una gran parte de la población mundial duerme menos de siete horas cada noche y además, muchos de ellos notifican que se sienten poco descansados y que su calidad de sueño no es buena.

Aunque calidad del sueño, los patrones y la duración varíen según a que punto del globo miremos, si algo está claro es que a estas alturas del siglo XXI la gente no duerme lo suficiente, con todas las nefastas consecuencias para la salud que ello conlleva. Aportando un gráfico elaborado por Raconteur en base a la Encuesta global de sueño de Philips de 2019, respondida por más de 11.000 adultos de 12 países.

Así tienes que ducharte para conseguir dormirte más rápido

El estudio arroja cifras preocupantes, y es que el 62% de los adultos en todo el mundo sienten que no duermen bien cuando se acuestan. Perder solo una o dos horas de sueño todas las noches de tener el mismo impacto en las funciones motoras y cognitivas que quedarse sin dormir durante uno o dos días completos. Algunas de las consecuencias severas a largo plazo de la privación continua del sueño son enfermedades cardíacas y renales, depresión, trastornos metabólicos, hipertensión u obesidad. Por no hablar del factor decisivo que implica la somnolencia en la conducción, siendo causante de 100.000 accidentes automovilísticos cada año.

¿Y por qué no dormimos?

El estudio apunta a razones diversas:

  • Preocupación y estrés Trabajo, familia, salud, finanzas y otras preocupaciones afectan a personas de todos los ámbitos de la vida. Los adultos que viven en Canadá y Singapur tienden a ser los más preocupados.
  • Ambiente: El espacio físico es clave para la calidad y duración de tu sueño. Casi el 35% de los adultos se duermen en otro lugar que no sea su cama. Curiosamente, los adultos chinos son los menos cómodos cuando duermen, mientras que los adultos japoneses son los más cómodos.
  • Horarios: Las carreras agitadas y las cargas pesadas de trabajo escolar tienen un impacto directo y duradero en los hábitos de sueño. Muchos renuncian a dormir a favor de completar las responsabilidades laborales, sociales y domésticas.
  • Entretenimiento: En la era de la tecnología, los ritmos naturales de la percepción diurna y nocturna se han sesgado, especialmente por los efectos de la luz azul emitida por las pantallas de nuestros dispositivos, desaconsejada tras varios estudios científicos.
  • Disruptores: Alimentos fuertes, alcohol o cafeína en las últimas horas antes de acostarse puede evitar que nuestros cerebros sepan que es hora de relajarse y prepararse para dormir. Los adultos de países desarrollados como China, Canadá, Estados Unidos y Singapur son los que más cafeína consumen.
  • Condiciones de salud: Si tienes insomnio o apnea del sueño -que afecta a aproximadamente 22 millones de personas solo en Estados Unidos- puedes dormir mal. También las personas con síndrome de piernas inquietas (RLS), narcolepsia y dolor crónico.

Recuerda la importancia de desarrollar hábitos positivos de sueño como una rutina fija y saludable que estimule tu reloj corporal, ejercicio para equilibrar los niveles melatonina y cortisol, huir de dispositivos electrónicos antes de dormir, evitar el alcohol, la cafeína y las cenas copiosas, practicar yoga, meditación o tai-chi y tener una habitación fresca y cómoda.

https://www.raconteur.net/infographics/how-the-world-sleeps

Infografía | Raconteur

Fuente | Visual Capitalist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.