Las bombas atómicas son la triste paradoja de la Humanidad. Y su mayor fracaso. Un arma capaz de destruir la vida en la Tierra, cuya amenaza sirve para preservar la paz. ¿Y nos llamamos civilización? Una única bomba atómica puede matar a cientos de miles de personas, como tristemente demostraron las de Hiroshima y Nagasaki. Pero, ¿qué ocurría si se lanzasen todas las bombas atómicas que existen en la Tierra, al mismo tiempo? El canal de YouTube Kurzgesagt ha consultado con varios científicos expertos en el tema, para obtener la respuesta.

En el mundo existe unas 15.000 bombas atómicas. Estados Unidos y Rusia tienen unas 7.000 bombas atómicas cada uno, mientras que China, Reino Unido, Francia, India, Israel, Corea del Norte y Pakístan suman otras 1.000. Pero, ¿cuál es su poder destructivo?

En el mundo hay unas 4.500 ciudades con más de 100.000 habitantes. De media, se necesitan unas tres bombas nucleares para destruir una ciudad de ese tamaño. Por tanto, si explotasen todas las bombas atómicas de la Tierra al mismo tiempo podrían destruir todas las ciudades del planeta con más de 100.000 habitantes, y aún sobrarían 1.500 bombas.

3.000 millones de personas morirían en cuestión de minutos, y después habría que añadir los efectos de la radioactividad…

Kurzgesagt va un paso más allá, y crea un nuevo supuesto. ¿Y si juntásemos todas las bombas nucleares que hay en el mundo, y las explosionamos todas a la vez? Cada bomba atómica equivale a 200.000 toneladas de TNT, así que estamos hablamos de una potencia de 3.000 millones de toneladas de explosivos… mas la radioactividad…

Al explosionar esta mega bomba nuclear, se crearía una bola de fuego de 50 kilómetros que arrasaría todo a su paso en 3000 kilómetros cuadrados a su alrededor. Cualquier ser vivo o cosa en un radio de 250 kilómetros, comenzaría a arder. La explosión se escucharía en todo el mundo, y la seta radiactiva ascendería 50 kilómetros, hasta la estratosfera. La radioactividad cubriría todo el planeta, aumentando los casos de cáncer durante décadas. Además se iniciaría un invierno nuclear, descendiendo las temperaturas varios grados en todo el mundo. ¿La buena noticia? Posiblemente, no extinguiría toda la vida del planeta.

Qué deberías hacer si cae una bomba nuclear y dónde nunca deberías refugiarte

Subamos la apuesta. Imaginemos que pudiéramos extraer todo el uranio del interior de la Tierra. Con él podríamos fabricar 10.000 millones de bombas atómicas como las de Hiroshima. La explosión sería capaz de destruir un continente entero, y lanzar sus fragmentos al espacio, alcanzado la Estación Espacial Internacional.  Estos fragmentos crearían tormentas de fuego que incendiarían todo el el planeta. La Tierra sufriría los mayores terremotos de su historia. Los incendios crearían nubes negras que taparían la luz del sol, bajando la temperatura terrestre hasta casi la congelación. Este invierno nuclear duraría décadas y, esta vez sí, extinguiría la vida en la Tierra. Y todo ello, sin contar con la radioactividad…

Son solo tres supuestos pero, están ahí, con solo apretar un botón…

Si quieres ver el vídeo de lo aquí narrado, echa un vistazo al canal de Kurzgesagt.