Salud

La principal razón para abandonar la dieta keto, según un famoso doctor renal

La principal razón para abandonar la dieta keto, según un famoso doctor renal

Las dietas cetogénicas altas en grasa y bajas en carbohidratos son una forma cada vez más popular de perder peso. El doctor renal Shivam Joshi ha dicho que algunos productos prohibidos en ella son “algunos de los alimentos más saludables del planeta” y no deberían de evitarse.

La premisa que se esconde tras la popular dieta cetogénica es: come grasa, mantente delgado.

“Yo tomo nata en todo”, ha dicho recientemente a Business Insiderel kinesiólogo David Harper, quien estuvo llevando una dieta keto durante más de seis.

El plan de alimentación está diseñado para enviar al cuerpo a un estado de cetosis, que es el mismo método de quema de grasa que se activa cuando una persona se muere de hambre. Las personas que hacen la dieta keto consumen muy pocos carbohidratos para fomentar este estado metabólico, cambiando la forma predeterminada en la que el cuerpo quema los carbohidratos y forzándolo a usar grasa como combustible en su lugar.

Celebridades como LeBron James y Kourtney Kardashian, así como algunos técnicos de Silicon Valley, juran por la dieta, diciendo que les ayuda a perder peso y también a levantar la niebla mental.

Harper también dijo que la dieta les ayuda a él y a su esposa a mantenerse en forma y satisfechos. También está estudiando si el régimen juega un papel en la mejora de los tratamientos contra el cáncer; algunos otros oncólogos también están estudiándolo.

Pero no todo el mundo está convencido de la dieta keto.

El doctor Shivan Joshi, que atiende a pacientes de los hospitales y centros de salud de la ciudad de Nueva York y enseña medicina en la Universidad de Nueva York, ha dicho que la dieta keto prohibe erróneamente muchos alimentos saludables que se relacionan con una vida larga, como los frijoles y algunas verduras. Joshi es el coautor de un artículo de opinión publicado en la revista médica JAMA Internal Medicine y en el que argumenta que “el entusiasmo supera a la evidencia” para este plan de alimentación alto en grasa.

Estas son las dos únicas dietas que funcionan para perder peso a largo plazo

“Lo que la gente está haciendo es esencialmente tirar al bebé con el agua de la bañera cuando etiquetan todos los carbohidratos como malos”, ha dicho. “Eso no es verdad”.

Joshi cree que el tiempo finalmente demostrará que el plan keto no es diferente de otras modas pasajeras.

Las dietas keto evitan todos los carbohidratos, incluyendo aquellos que estudios han vinculado a una vida larga y saludable.

“Da igual que mires a Paleo, a Atkins, a Dukan o a South Beach, cada dieta tiene su propia variación“, ha dicho Joshi.

En el caso de la dieta keto, la diferencia por la que Joshi está preocupado es por los centros de cetonas, unos compuestos químicos que se crean en el hígado cuando la gente quema grasa para obtener energía. Todos producimos algunas cetonas, especialmente cuando hacemos ejercicio o si estamos embarazadas, pero las personas que hacen la dieta keto tienen más de ellas en su torrente sanguíneo porque apenas ingieren carbohidratos (las personas que hacen la dieta keto obtienen alrededor del 70-80% de sus calorías diarias a partir de a grasa, el 15% más o menos de la proteínas y solo el 5% de los carbohidratos).

Joshi piensa que esta estrategia le da a los carbohidratos buenos una mala reputación que no merecen.

“Mucha gente que lleva a cabo el método keto dice que los carbohidratos son malos”, ha dicho y añade: “No estoy defendiendo los carbohidratos refinados, como muchos de mis críticos piensan. Estoy defendiendo sus carbohidratos no refinados, sus frutas, sus verduras, frijoles, lentejas, cosas así. Estos son algunos de los alimentos más saludables del planeta“.

Los expertos en nutrición generalmente están de acuerdo con esto. Las personas que consumen más granos enteros, como la cebada, el arroz integral, la avena y la quinoa, tienden a vivir una vida más saludable y larga. Incluso pueden reducir su riesgo de desarrollar algunas enfermedades mortales.

“Una mayor ingesta de granos enteros se relaciona con un menor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular o cáncer”, han escrito los investigadores del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en un artículo reciente sobre la baja ingesta de granos enteros en los EE. UU.

Las dietas que son ricas en granos enteros, como la dieta mediterránea, también se encuentran relacionadas con un menor deterioro cognitivo y menos síntomas de depresión que otros planes de alimentación.

Sin embargo, la dieta mediterránea y la dieta keto tienen algo importante en común: ambos restringen los carbohidratos refinados, que son otras versiones de los granos que se encuentran en alimentos como el pan blanco y las rosquillas. En su estado natural, un grano entero de trigo, por ejemplo, incluye una cáscara externa de salvado y germen. Pero para producir la versión refinada, esa cáscara se quita, dejando sólo el endospermo del trigo.

Los carbohidratos refinados, ya sea que provengan de pasteles, cereales u otros alimentos de conveniencia, no se detienen por mucho tiempo en sus viajes a través de nuestros cuerpos, lo que significa que no nos hacen sentir llenos. En cambio, se digieren rápidamente y pueden hacer que el nivel de azúcar en la sangre se dispare. Comer muchos carbohidratos refinados regularmente puede contribuir al aumento de peso y aumentar el riesgo de problemas de salud crónicos como enfermedades cardíacas y diabetes.

“Si lo miras bien, hemos estado comiendo muchos carbohidratos refinados, como pan blanco, arroz blanco, harina blanca, cosas por el estilo. Estos alimentos no tienen fibra. Estos alimentos nunca han sido útiles”, dijo Joshi.

Alrededor de dos tercios del sistema alimentario de los Estados Unidos consiste en alimentos ultra-procesados, que fomentan la sobrealimentación, por lo que es fácil ver por qué el estadounidense promedio de hoy en día consume 400 calorías más cada día que las que consumía hace 50 años.

Los riesgos a largo plazo de la dieta keto aún se desconocen

La otra preocupación de Joshi sobre la dieta keto es que no hay tanta evidencia científica sobre sus efectos a largo plazo como sobre los planes de alimentación que enfatizan los granos enteros y otras plantas.

La dieta keto no es nueva: la gente ha estado practicando diferentes versiones de métodos de alimentación con alto contenido de grasadesde al menos el siglo XIX. En la década de 1920, se introdujo la estrategia cetogénica como una forma de tratar las crisis epilépticas resistentes a los medicamentos.

Pero la literatura científica sobre el keto es escasa, en parte porque no hay mucha gente que siga una dieta de keto.

“Si se piensa en la dieta cetogénica como una intervención médica, una receta o cualquier otra cosa, se debe conocer los riesgos, los beneficios y las alternativas“, ha apuntado Joshi. “No tenemos estudios a largo plazo que sigan a un grupo de personas por un largo período de tiempo documentando el proceso.”

Dietas bajas en carbohidratos como la keto o la paleo acortan tu vida

Joshi ha anotado que hay estudios de niños que han usado la dieta keto para reducir sus índices de ataques epilépticos. Cuando esos niños siguen la dieta, sus niveles de colesterol LDL “malo” pueden aumentar, mientras que su colesterol HDL “bueno” disminuye. Al menos un niño en una dieta keto para el control de las convulsionesmurió de insuficiencia cardíaca. Las complicaciones no mortales pueden incluir problemas renales y deficiencias de hierro. Y aún así, la mayoría de los niños propensos a las convulsiones no siguen el método keto para siempre: Pueden seguir la dieta durante un par de años y luego comenzar a comer más carbohidratos.

Cuando se trata de adultos, se sabe aún menos sobre los efectos a largo plazo.

“No sabemos si la dieta cetogénica en los adultos conduce a fracturas (óseas), ya sabes, diez años después, no lo sabemos”, ha apuntado Joshi.

El cardiólogo Ethan Weiss (que sigue la dieta keto) está de acuerdo en que aún no está claro si la dieta es segura para todos.

“Creo que la gran mayoría de las personas que siguen esta dieta no tendrán problemas con su colesterol”, ha dicho Weiss anteriormente a Business Insider. “Pero no voy a decirle a la gente que tiene problemas con el colesterol que no es un problema”.

Sin embargo, Harper argumenta que hay personas que han estado siguiendo dietas que incluyen menos grasa y más carbohidratos durante años, y los resultados se conocen: Los índices de diabetes y obesidad se están disparando.

“Hemos estado menospreciando las grasas, especialmente las grasas saturadas, durante los últimos 30 o 40 años, cuando en realidad deberíamos haber retirado el azúcar“, ha dicho.

No todas las dietas son iguales para cada cuerpo

Los desacuerdos sobre la dieta keto subrayan una verdad más amplia sobre la ciencia de la nutrición: Ninguna dieta puede ser adecuada para todas las personas.

“A nivel personal, ahora sabemos que no existe una dieta o intervención dietética adecuada para todos, o incluso para un individuo a lo largo de su vida”, ha escrito un equipo de cardiólogos de Scripps Research en la revista médica Lancet a principios de este año.

Como ha dicho Tim Spector, epidemiólogo y profesor del King’s College de Londres, a Business Insider, “el hecho de que exista una dieta o una recomendación no significa que encaje“.

Sin embargo, los nutricionistas generalmente están de acuerdo en que una comida ideal para cualquier persona, keto o no, debe estar llena de verduras frescas y con fibra y baja en alimentos procesados.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider