Tecnología

10 ventajas de los besos para tu salud, según la ciencia

10 ventajas de los besos para tu salud, según la ciencia

Eduardo Galeano dijo que “todos somos mortales hasta el primer beso y la segunda copa de vino”. Centrándonos en los besos, esta es una de las formas más primordiales y universales empleadas por los humanos para expresar afecto, deseo, acercamiento y vínculo social y emocional.

7 increíbles beneficios de la risa para tu salud

Más allá del placer y la alegría propios de besarse, te contamos algunos de los beneficios para la salud de los besos respaldados por la ciencia.

  • Liberas hormonas de la felicidad: Besar activa el sistema de recompensa de nuestro cerebro, liberando neurotransmisores como la oxitocina, “la hormona del amor” o la vasopresina, que une a las madres con bebés y parejas románticas entre sí. También libera opioides endógenos, dopamina y otras neurohormonas útiles para mantener el estado de ánimo elevado. 
  • Sanación de procesos fisiológicos: Según un estudio realizado en 2005 en Neuroendocrinology Letters, “el amor, el placer y el deseo tienen un potencial de reducción de estrés y de promoción de la salud, ya que tienen la capacidad de curar o facilitar la motivación y el comportamiento beneficiosos”. En otras palabras, al reducir el cortisol tu organismo puede concentrarse mejor en curar cualquier proceso fisiológico que se vea agravado por el estrés y contribuir a una salud y comportamiento mental más positivos.
  • Estimula tu sentido de alerta: Los besos provocan que liberes adrenalina y noradrenalina. Estos químicos no solo lo hacen sentir excitado al aumentar su ritmo cardíaco, sino que te preparan para la alerta y la acción.
  • Reducción de estrés y ansiedad:  Según la teoría del intercambio de afecto, como se menciona en un estudio de 2009 en el Western Journal of Communication, los intercambios físicos de afecto, incluidos los besos, “protegen al individuo contra los efectos fisiológicos del estrés“, reduciendo la segregación de la hormona cortisol.
  • Baja el colesterol malo: Al reducirse el estrés, también se mejoran parámetros fisiológicos agravados por el mismo, como el colesterol. De esta manera, se mejora la producción de hormonas esteroides o la contribución al metabolismo de las vitaminas liposoluble.
  • Reduce los síntomas de alergia:  Dado que los besos reducen el estrés enviando al cerebro las hormonas para sentirse bien que se mencionaron anteriormente, y al mismo tiempo que alivian el cortisol, un estudio japonés de 2003 exploró la relación entre besar y la reducción de las reacciones alérgicas. Noventa participantes se dividieron en tres grupos: 30 con dermatitis atópica, 30 con rinitis alérgica y 30 en un grupo de control. En el estudio, los sujetos se besaron durante 30 minutos con su pareja en una habitación privada mientras escuchaban música suave. Los participantes experimentaron un alivio significativo de las ronchas de la piel (urticaria) y los niveles de neurotrofinas en plasma (un signo de reacción alérgica) asociados con el polen de cedro japonés y los ácaros del polvo doméstico. En 2015, este estudio ganó un premio Ig Nobel.
  • Incremento de la inmunidad: Al intercambiar bacterias cuando besas a alguien en los labios te expones a nuevos gérmenes que fortalecen la capacidad de su sistema inmunitario para combatir estas bacterias. Un estudio de 2014 que vio la luz en la revista Microbiome encontró que las parejas que se besaban con frecuencia tenían más probabilidades de compartir la misma microbiota en su saliva y en la superficie de la lengua. La frecuencia se estimaba en nueve veces al día.
  • Menos caries:  El acto de besar estimula las glándulas salivales para producir saliva, facilitando la deglución. La saliva también ayuda a eliminar las partículas causantes de caries que se pegan en los dientes después de comer.
  • Búsqueda de la compatibilidad: Un estudio de 2013 que vio la luz en Archives of Sexual Behavior sugirió que los besos “podrían facilitar la evaluación subconsciente de una posible pareja mediante la utilización de señales feromonales para evaluar la compatibilidad genética, la salud general, la aptitud genética subyacente o la fase del ciclo menstrual y la fertilidad”.
  • Mejora la felicidad y el apego: Los besos y otras formas de contacto físico pueden fortalecer los sentimientos de apego, así como l a sensación de satisfacción. Otra investigación de 2013 en Archives of Sexual Behavior encontró que los besos más frecuentes estaban relacionados con los sentimientos percibidos de las parejas sobre la calidad de una relación.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.