Tecnología

Amazon Web Services le declara la guerra a MongoDB… ¡usando su misma tecnología1

Amazon, investigado por competencia desleal al usar particulares para el reparto

Amazon Web Services ha anunciado el lanzamiento de AWS DocumentDB, una base de datos alojada en su infraestructura cloud, plenamente compatible con MongoDB, y que la compañía habría tardado dos años en desarrollar desde cero.

Debajo de todas las tecnologías que usamos a diario, de los servicios de entretenimiento más populares a las plataformas de administración electrónica, hay un elemento que se sucede como imprescindible para su correcto funcionamiento. Son las bases de datos, un mercado oculto a primera vista pero milmillonario e imprescindible en la era digital y en el que se suceden numerosas batallas en los últimos tiempos.

Y es que, aprovechando la migración de muchas empresas a la nube, el dominador hegemónico de los cielos -Amazon Web Services- está declarando la guerra a los antaño dueños y señores de las bases de datos. Primero puso en la mirilla a Oracle -que además de su propia BBDD controla también MySQL y otras propuestas de código abierto- y ahora el objetivo parece ser MongoDB.

Las 10 grandes amenazas de seguridad en las bases de datos

Esta base de datos NoSQL, especialmente orientada a documentos, es actualmente la más utilizada en todo el mundo, con permiso de Cassandra. Gratuita y de código abierto, MongoDB también ofrece una versión gestionada como servicio -Atlas, lanzada en 2017- que cuenta con más de 6.000 clientes de pago.

Y ese negocio es el que persigue Amazon Web Services con el lanzamiento de AWS DocumentDB, una base de datos alojada en su infraestructura cloud y que la compañía habría tardado dos años en desarrollar desde cero. Sorprende notablemente este hecho, ya que la propia empresa confirma que el sistema es plenamente compatible con MongoDB e incluso utiliza la API de código abierto MongoDB 3.6, bajo licencia Apache 2.0.

Por tanto, más que una mejora técnica (aunque desde AWS aseguran que su versión simplifica, ordena y mejora la escalabilidad del sistema), parece ser un puro ‘copia y pega’ de MongoDB cuyo propósito es doble. Por un lado, robar clientes de la base de datos gestionada por este proyecto. El otro, proteger a los clientes de AWS (y a la multinacional a su vez) de los cambios licenciatarios que MongoDB está introduciendo en el mercado, con los que busca impedir que Amazon o Microsoft Azure usen sus base de datos sin retribuir apropiadamente.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.