Motor

C-V2X: la nueva tecnología inalámbrica que conectará a todos los coches de Ford entre sí

En lugar del DSRC, Ford apuesta por la tecnología C-V2X (basada en 4G – LTE y compatible con 5G) para comunicar sus vehículos entre sí. El sistema irá incorporado en sus nuevos modelos de coche a partir de 2022… por ahora solo en el mercado norteamericano.

Uno de los retos que tienen por delante los coches autónomos es lograr que los vehículos -más allá del sinfín de sensores que montan, incluyendo el costoso LiDAR- puedan comunicarse entre sí. De esta manera se aseguraría, casi a modo de radar, la ubicación, velocidad y otros parámetros del resto de automóviles que circulan por la carretera y podrían adecuar sus respectivos comportamientos para dotar de una mayor seguridad (y fluidez) al tráfico rodado.

Hasta ahora se creía que el DSRC sería la respuesta a este y otros desafíos técnicos de la siguiente generación de coches, pero Ford acaba de dar la nota al respecto en el CES 2019 -que se celebra estos días en Las Vegas-, proponiendo una alternativa de redes inalámbricas que facilitará esa comunicación directa entre dispositivos conectados.

¿Pueden los coches autónomos y compartidos empeorar el tráfico en las ciudades?

Se llama C-V2X (vehículo conectado con Red móvil para todo, podría traducirse, que conecta tanto automóviles con automóviles, como vehículos con carreteras) que irá incorporada en sus nuevos modelos de coche a partir de 2022… por ahora solo en el mercado norteamericano. Esta tecnología -basada en 4G LTE, pero compatible con el futuro 5G- complementará, de este modo, a los sensores utilizados por el coche autónomo “de manera parecida a como nuestra percepción auditiva complementa nuestra visión”, en palabras de Don Butler, director de la plataforma de coches conectados de Ford, durante la rueda de prensa de Qualcomm, partner en esta iniciativa.

La aplicación más directa de este sistema, como ya les adelantamos, es ayudar a los vehículos autónomos (que comenzarán a comercializarse, según las previsiones de los analistas, entre 2020 y 2025, aunque otras firmas como Bosch lo retrasan a 2030) a enviar y recibir rápidamente información sobre el entorno que los rodea. De este modo, se podrían negociar aspectos como quién tiene preferencia de paso en una intersección o cuál debe aparcar en un determinado lugar y quién en otro.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.